Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:00

Feminicidio de Getrudes: 7 días de búsqueda y un sospechoso prófugo

El cuerpo de la víctima, madre de cinco hijos, fue encontrado ayer en un barranco del camino a Santiváñez. La Policía busca al presunto autor del crimen.
Getrudes Arispe, víctima de feminicidio (d). La zona donde hallaron a la mujer que estaba desaparecida. FACEBOOK-UNITEL
Getrudes Arispe, víctima de feminicidio (d). La zona donde hallaron a la mujer que estaba desaparecida. FACEBOOK-UNITEL
Feminicidio de Getrudes: 7 días de búsqueda y un sospechoso prófugo

Getrudes Arispe Flores fue hallada sin vida este 6 de diciembre, siete días después de que sus familiares la reportaran como desaparecida. Su cuerpo fue localizado en un barranco del camino a Santiváñez, Cochabamba. 

La última vez que la vieron fue el 28 de noviembre, al promediar las 19:00. Ese día, Getrudes, de 35 años, salió de su domicilio ubicado en Tirani para resolver con su exconcubino Edwin C.L. un tema económico. Algunos vecinos dijeron que los oyeron discutir y, después de unos minutos, el vehículo del ahora sospechoso ya no estaba en el lugar. 

Desde entonces, la mujer, madre de cinco hijos, no volvió más a su vivienda, por lo que su familia dio aviso a la Policía. No era suficiente el haber reportado el caso, sino que familiares y vecinos se organizaron y salieron a buscar a Getrudes por distintos sitios, entre ellos Tirani, Tiquipaya y Liriuni. Dieron con el cadáver en una zona de difícil acceso y a casi 40 kilómetros de distancia de su domicilio.

SU CARNET Y UNA PAÑOLETA, LAS PISTAS

Los familiares de Getrudes, junto a sus vecinos, ya habían recorrido distintas zonas buscándola, pero sin éxito. El lunes 5 de diciembre, una persona encontró la cédula de identidad de la desaparecida en el camino a Santiváñez.

La Policía colectó el carnet y una pañoleta para la cabeza que usaba la víctima. Su familia reconoció las prendas, pero cayó la noche y, junto con vecinos, se retomó la búsqueda la mañana de este martes 6 de diciembre.

EL FIN DE LA BÚSQUEDA

Después de varias horas de rastrillaje, la gente encontró el cuerpo de una mujer en un barranco. El acceso era riesgoso, pero ya sospechaban que se trataba de Getrudes por las prendas de vestir que llevaba puesta: eran del mismo color. 

Pidieron ayuda de la Policía. El grupo Bersa rescató el cadáver y luego los familiares hicieron el reconocimiento y confirmaron que la víctima era Getrudes Arispe. Su cuerpo fue trasladado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) de Coña Coña para su autopsia que determinará la causa y data de muerte.

SOSPECHOSO BUSCADO

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Jhonny Coca, informó que se activó, desde hace unos días, el protocolo de búsqueda y captura del sospechoso. Edwin C.L. tiene orden de aprehensión.

Los familiares, dirigentes y comunarios cuestionaron el trabajo policial. Se sintieron “abandonados” y dieron a los uniformados 48 horas para capturar al presunto autor del feminicidio.

Coca dijo que los funcionarios estuvieron trabajando para dar con el paradero de Getrudes. Realizaron el lunes 5 de diciembre dos rastrillajes, una en la zona donde hallaron la cédula de la víctima.

El crimen dejó cinco huérfanos, entre ellos menores de 4 y 5 años. Dos de ellos son hijos del sospechoso.

Según Coca, el caso ha sido tipificado como feminicidio, delito que se sanciona con privación de libertad de 30 años, pena máxima en Bolivia.

Con este crimen, Cochabamba registra 11 feminicidios en lo que va del año.