Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 15:36

Feminicida de Laura podría recibir 6 años de cárcel y se abre otra vez debate por penas leves a menores de edad

Adolescente es presentado, de espaldas, como autor del feminicidio de Laura Daniela Corrales. FRECUENCIA POLICIAL SANTA CRUZ
Adolescente es presentado, de espaldas, como autor del feminicidio de Laura Daniela Corrales. FRECUENCIA POLICIAL SANTA CRUZ
Feminicida de Laura podría recibir 6 años de cárcel y se abre otra vez debate por penas leves a menores de edad

Laura Daniela Corrales B., de 32 años, fue asesinada el 5 de mayo con 14 puñaladas en el circuito de la laguna Alalay, Cochabamba. Su verdugo de iniciales A.F.S., de 17 años, fue enviado el 7 de mayo con detención preventiva, por 45 días, al Centro de Reintegración Social Cometa. Después de ese plazo, el acusado, si el Ministerio Público emite una resolución de acusación, podría ir a un juicio donde le den seis años de reclusión, porque al ser aún menor de edad se ampara en el Código Niño, Niña y Adolescente.

Para Dayana Sevilla, abogada del Observatorio de Justicia de la Fundación Voces Libres, la ley 548 (Código Niño, Niña y Adolescente) debe ser modificada porque favorece a los menores de edad que cometen delitos graves como feminicidios, asesinatos y violaciones, además de constituirse en un riesgo para la sociedad porque, en este caso, el imputado a los 24 años ya estaría nuevamente en las calles.

Sevilla, al igual que la familia de Laura, considera que el adolescente feminicida, que cumplirá 18 años en solo cuatro meses más, debería ser juzgado como adulto y recibir no 6 sino 30 años de presidio, sin derecho a indulto.

“Otra vez estamos viendo el favorecimiento. Lamentablemente, la pena máxima para un adolescente por el delito de feminicidio es de seis años, eso quiere decir que esta persona a los 24 años va a estar caminando por las calles cuando debería ser juzgado como un adulto. Se tiene que modificar la ley, pedimos justicia”, manifestó la jurista.

En La Paz, la familia de la niña Marilin también pide una sentencia justa. La menor, de 12 años, fue agredida sexualmente y luego asesinada por un adolescente, de 16 años, quien actualmente se encuentra con detención preventiva en el Centro de Reinserción Social de Terapia de Varones. El caso tipificado como infanticidio y violación se registró el pasado 3 de mayo en la comunidad de Ayllu Originario Vichaya Segundo de Caquiaviri.

En reiteradas oportunidades, desde hace ya varios años, activistas han solicitado la modificación de la ley para evitar la impunidad y reincidencia de adolescentes feminicidas, asesinos y violadores. En septiembre de 2021, una menor, de 15 años, murió envenenada por su enamorado, de 17 años, en la zona de Valle Hermoso de Cochabamba. El auto admitió el delito y recibió una condena mínima –seis años de reclusión- por ser menor de edad.

La reincidencia es una posibilidad. El escalofriante historial de Matusalén M.L., de 22 años, indignó e hizo que la gente exija que se aplique la “pena de muerte”. En 2014, el joven, cuando tenía 15 años, fue sentenciado por violación e infanticidio de una niña a seis años de reclusión a cumplirse en el Centro de Rehabilitación de Qalahuma de La Paz. Esa sanción fue establecida debido a su minoría de edad.

Matusalén dejó la prisión el 18 de diciembre de 2020, pero nueve meses después de haber conseguido su libertad volvió a matar. Acabó con los sueños de su exenamorada Mayerli Sandy C.Q., cuyo cuerpo fue encontrado desmembrado en el bosquecillo de la zona de Alto Inca Llojeta, La Paz, en septiembre de 2021. El autor fue enviado preventivamente a la cárcel de Chonchocoro.