Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de febrero de 2023
  • Actualizado 12:47

Feminicida de Getrudes habría huido con ayuda de terceros

La Policía dio a conocer que hay dos personas investigadas por presunta complicidad, entre ellas una expareja del principal sospechoso. Sigue la búsqueda del autor material.
Velorio de Demetria Arispe, víctima de feminicidio en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Velorio de Demetria Arispe, víctima de feminicidio en Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Feminicida de Getrudes habría huido con ayuda de terceros

El comandante de la Policía de Cochabamba, Erick Holguín, informó ayer que hay dos personas investigadas por presunta complicidad en el feminicidio de Getrudes Arispe Flores. La mujer, de 35 años, fue encontrada sin vida el 6 de diciembre, siete días después de que sus familiares la reportaran como desaparecida.

Edwin C.L. (45), presunto feminicida, habría huido con ayuda de terceros. Una de las investigadas es su expareja. “Tenemos a dos personas presuntamente implicadas; una es la exconcubina y otra ya está aprehendida. Estamos haciendo el trabajo de seguimiento al autor material”. 

Acotó que Edwin C.L. había terminado su segunda relación sentimental, con hijos de por medio, cuando conoció a Getrudes. Y, recientemente, estaba retomando su romance con una de sus exparejas. La víctima le exigía al ahora prófugo que cumpla con la manutención de sus dos hijos en común. 

La última vez que vieron a Getrudes fue el 29 de noviembre, al promediar las 19:00. Salió de su hogar ubicado en Tirani para resolver con su exconcubino temas económicos. Algunos vecinos los oyeron discutir y luego vieron a la víctima sujetarse del vehículo de Edwin C.L.

Desde entonces, la mujer, madre de cinco hijos (tres de una primera relación), no volvió más a su vivienda, por lo que su familia dio aviso a la Policía. Emigdio Arispe, padre de Getrudes, no podía quedarse de brazos cruzados y pidió ayuda a los comunarios de Tirani. Se organizaron y salieron a buscar a su hija por distintas zonas del departamento.

PISTAS

El lunes 5 de diciembre, una persona encontró la cédula de indentidad y la pañoleta que usaba la desaparecida en el camino a Santiváñez, distante a casi 40 kilómetros de Tirani. Su familia reconoció las prendas, pero cayó la noche y, junto con los vecinos, se retomó la búsqueda la mañana del 6 de diciembre. 

Después de unas horas de rastrillaje, vieron un cuerpo al interior de un barranco. El acceso era riesgoso, pero sospechaban que se trataba de Getrudes por las prendas de vestir que llevaba puesta; eran del mismo color.

El grupo Bersa de la Policía realizó el rescate del cadáver y luego los familiares confirmaron que la víctima era Getrudes. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para su autopsia que reveló que su muerte fue por asfixia anóxica por obstrucción de vías respiratorias.

Getrudes luchó por su vida y habría sido asesinada el mismo día de su desaparición. Según la Policía, la investigación avanza, pero hay detalles que se mantienen en reserva. La expareja de Edwin C.L. se encontraba ayer en la Fiscalía. También se han tomado declaraciones a posibles testigos, entre ellos tres menores de edad.