Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 14:19

Familia de Nancy recibe sus restos; la joven que fue asesinada y quemada el 1 de agosto

Familiares, vecinos y amigos velan los restos de Nancy, en Potosí. Cortesía de familiares
Familiares, vecinos y amigos velan los restos de Nancy, en Potosí. Cortesía de familiares
Familia de Nancy recibe sus restos; la joven que fue asesinada y quemada el 1 de agosto

Los familiares de Nancy Nayda Pedrozo R., víctima de feminicidio en Potosí, recibió este viernes sus restos óseos. La joven, de 30 años, tenía dos meses de embarazo y fue asesinada, y quemada por su pareja y el cuñado de él hace 55 días, el 1 de agosto.

Su madre y sus hermanos, después de tanta espera, pudieron velarla y hoy la despedirán a las 11:00 en el cementerio General de Potosí.

Las pericias, realizadas en el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) de Cochabamba, confirmaron que los restos óseos calcinados (cráneo y parte del tórax) pertenecen a la joven que había sido reportada como desaparecida hace casi dos meses. El 23 de agosto, un comunario dio a conocer a la Policía de Uyuni el hallazgo de los restos en la localidad de Chita. Algunos rasgos particulares en la dentadura y los actos investigativos ya hacían suponer esa situación y fue validado por los resultados forenses. 

ANTECEDENTES

Nancy salió de su casa de campo ubicada en Uracaya, una comunidad que está entre Coroma y el río Mulatos, el 1 de agosto. Ella salió de su hogar diciendo que iba a encontrarse con Alejandro O.C., su pareja.

No retornó y se desconocía su paradero. Su familia reportó su desaparición y la estuvo buscando por todos los pueblos cercanos. Su mamá recorrió a pie varios kilómetros pegando el afiche con la foto de su hija con la esperanza de encontrarla con vida.

Alejandro, el hombre que le prometió amarla y cuidarla le quitó la vida y para deshacerse del cuerpo la quemó, en complicidad con Serapio L.O., su cuñado. El principal sospechoso, al principio, negó que se haya encontrado con Nancy y se mostró preocupado por su desaparición e incluso salió a buscarla para que no sospecharan de él.

De acuerdo con las investigaciones, Nancy se encontró Alejandro, quien se dirigía en un vehículo de la comunidad de Ventilla a Cruce Ventilla. También Serapio estaba en el motorizado y la pareja habría iniciado una discusión. 

Alejandro la empujó del motorizado hacia la carretera, mientras estaba en movimiento. La joven estaba agonizando a consecuencia del fuerte golpe que se dio en la cabeza al caer del auto y murió por traumatismo cráneo encefálico.

Los hombres la habrían levantado y cambiaron de ruta dirigiéndose a río Mulatos. Al llegar al puente Coroma, Serapio le habría dicho a Alejandro que él se haría cargo del cuerpo de Nancy y él se fue a Cruce Ventilla, según la declaración de la pareja de la joven.

Actualmente, ambos hombres están con detención preventiva por seis meses, etapa investigativa. Alejandro se encuentra en la cárcel Santo Domingo de Cantumarca y Serapio en el centro productivo de Uyuni. La familia de la víctima pide celeridad en la investigación para que se dicte sentencia máxima y se haga justicia para Nancy y su bebé.