Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 16:25

Enterrarán en Brasil a asesino de fray; familia de víctima pide pruebas

Marcos Lucas Flores, presunto asesino del fray Wilberth Daza.     POLICÍA
Marcos Lucas F., presunto asesino del fray Wilberth Daza. POLICÍA
Enterrarán en Brasil a asesino de fray; familia de víctima pide pruebas

El comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, confirmó ayer que Marcos Lucas Flores Miranda, presunto asesino de fray Wilberth Daza Rodas, se quitó la vida en la celda de un recinto penitenciario de Brasil. Dio a conocer que un pariente lo enterrará en ese país, mientras los familiares de la víctima desconfían y piden pruebas de la muerte del exseminarista.

“El sábado en la noche, a las 19:30, el imputado agarró su camisa, la convirtió en una cuerda con la que se quitó la vida (...). El señor se encuentra sin vida y hay una persona que reside en Brasil que pedirá que se lo entierre en ese país por cuestiones económicas. Ya no hay actividad penal, pues una de las causales de extinción de la misma es la muerte”, manifestó.

Al respecto, Edil Daza, hermano del fray asesinado, pidió que la Policía les muestre evidencias como fotografías y les informen sobre las circunstancias en las que murió el principal sospechoso del crimen. También pidió que las investigaciones continúen porque presumen que Marcos Lucas no actuó solo.

El fray Wilberth Daza, de la Orden Franciscana Menor (OFM), fue asesinado la noche del Sábado Santo en la iglesia de San Francisco de Santa Cruz, mientras los feligreses recorrían las calles.

Su muerte fue extremadamente violenta. La Policía manejaba dos hipótesis; una de carácter económico porque el sindicado se llevó dinero de la iglesia y la otra emocional o pasional por la saña que ejerció el asesino al golpearlo 17 veces en el rostro y la cabeza hasta acabar con su vida.

Marcos Lucas, exaspirante a clérigo, estaba siendo también investigado por otro robo e incendió en una iglesia de Cochabamba.