Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:32

Descubren caleta subterránea en Entre Ríos; escondían droga y posiblemente víctimas de secuestro

FELCN descubre caleta subterránea en Entre Ríos, Cochabamba./ OPINIÓN
Para la 5. FELCN descubre caleta subterránea en Entre Ríos, Cochabamba./ OPINIÓN
Descubren caleta subterránea en Entre Ríos; escondían droga y posiblemente víctimas de secuestro

Ayer, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) llevó a cabo 22 allanamientos en el Trópico de Cochabamba; uno en Isarzama, cinco en Bulo Bulo y 16 en Entre Ríos, donde se han producido anteriormente secuestros y asesinatos a sangre fría. Durante los operativos, los agentes antinarcóticos, acompañados de canes especializados, encontraron sustancias controladas, precursores utilizados en la fabricación de cocaína y vehículos modificados para ocultar drogas. Además, descubrieron una caleta (escondite secreto utilizado por delincuentes para fines ilícitos) en una propiedad.

Para llevar a cabo esta operación, la FELCN empleó 22 patrullas y 120 agentes de policía, quienes realizaron tareas tanto por tierra como por aire. Uno de los hallazgos más sorprendentes fue la caleta, un espacio subterráneo con escaleras improvisadas, en el que presuntamente se escondían precursores y drogas en Entre Ríos. Incluso los investigadores no descartan la posibilidad de que se hayan tenido secuestrados en dicho lugar, ya que habían cubierto áreas con plastoformo para evitar que el ruido se escuchara desde el exterior. La caleta estaba cubierta de escombros, láminas de metal y vegetación. No se encontró a nadie en la propiedad en el momento del allanamiento, por lo que no hubo detenciones. No obstante, hay tres aprehendidos por otros casos. Se secuestró seis autos, una moledora rústica de hoja de coca, un arma de fuego, litros de ácido sulfúrico y marihuana. 

Un día antes de esta operación, el expresidente Evo Morales denunció que el Gobierno había desplegado a la FELCN en el Trópico y que estarían vigilándolo. La institución rechazó la acusación, argumentando que siguen a narcotraficantes.