Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 00:00

Protectores de animales están "contentos" con detención de biocida y exigen pena máxima

Después de su audiencia de medidas cautelares, Daniel R. A., acusado de matar a un perro con un machete, fue enviado con detención preventiva a la cárcel de San Sebastián Varones. 

El can que murió por golpes de machete y el acusado de biocidio.
El can que murió por golpes de machete y el acusado de biocidio.
Protectores de animales están "contentos" con detención de biocida y exigen pena máxima

Defensores de animales celebran la decisión del juez que envió con detención preventiva, a la cárcel de San Sebastián Varones, a Daniel R.A., acusado del delito de biocidio. Afirmaron que continuarán con el seguimiento del caso hasta que tenga la pena más alta (el delito contempla 5 años de prisión, como máximo).

“Gracias a la presión que realizamos las organizaciones y otras personas independientes, por primera vez se ve la detención preventiva por seis meses”, afirmó la fundadora de Una Mano Una Patita, Viviana Sánchez.

Entre tanto, la vicepresidenta de Defensores de Animales San Roque, Estela Durán, aseveró que hay esperanza de que las autoridades puedan hacer respetar la vida de los seres vivos y las normas. 

Ambas organizaciones protectoras coincidieron en afirmar que continuarán haciendo seguimiento al caso y pedirán la pena máxima de 5 años de cárcel por el delito de biocidio.

El caso de biocidio contra el perro, sucedido en la zona sur de Cochabamba, estremeció a la ciudadanía y reactiva la discusión con respecto a lo que estipula la ley 700, de protección animal.

El can mestizo fue atacado a machetazos por Daniel R.A., que aparentemente sería el cuñado de la dueña. Un grupo de veterinarios lo socorrió e intentó salvarlo. No obstante, nada se pudo hacer por él, puesto que el grado de agresión fue brutal y las lesiones provocaron que su piel cediera en varias partes del cuerpo.

Es por ello que los especialistas debieron aplicar la eutanasia para evitar que el canino continuara sufriendo.

Este hecho volvió a despertar el rechazo colectivo de la ciudadanía, de las asociaciones que velan por los derechos de los seres indefensos y también de funcionarios públicos, que piden que la Ley 700 Para la Defensa de los Animales Contra Actos de Crueldad y Maltrato.