Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 06 de julio de 2022
  • Actualizado 00:05

El cuerpo del presunto asesino del fraile Daza fue repatriado de Brasil

Marcos Lucas Flores, presunto asesino del fray Daza. POLICÍA
Marcos Lucas Flores, presunto asesino del fray Daza. POLICÍA
El cuerpo del presunto asesino del fraile Daza fue repatriado de Brasil

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, Julio César Cossío, informó que el cuerpo de Lucas Marcos Flores, presunto asesino del fraile Wilberth Daza, arribó el domingo a Santa Cruz (Bolivia).

Flores, exseminarista, se quitó la vida en una cárcel de Brasil el pasado 23 de abril.  

Cossío señaló que el féretro fue traslado primero a la morgue donde procedieron a realizar la autopsia y luego a Puerto Suárez, donde vive su familia, para su cristiana sepultura. 

“El médico observó preliminarmente que el cuerpo ya había sido objeto de una autopsia porque tenía sutura craneal y torácica. Estaba formolizado presumimos que para su conservación y traslado. Asimismo, se observó fehacientemente que tenía un surco equimotico alrededor del cuello. Estamos esperando el informe”, dijo Cossío. 

EN SEMANA SANTA

Cerca de las 23:30 del 16 de abril, en Sábado Santo, uno de los miembros de la iglesia encontró sin vida al fraile Wilberth Daza, de 42 años, quien era el ecónomo del convento de San Francisco de Santa Cruz.

Su muerte fue extremadamente violenta. El asesino lo golpeó 17 veces con un objeto contundente en el rostro y la cabeza hasta acabar con su vida. 

Marcos Lucas Flores Miranda, exaspirante a clérigo era el principal sospechoso. Salió el país el Domingo de Resurección, mientras los fieles lloraban la muerte del fraile.

La Policía allanó la casa donde vivía Flores y encontró los colectores de limosnas de la iglesia San Francisco y una mochila con más de 5.000 bolivianos, casi todo en monedas. 

Flores fue detenido el miércoles 20 de abril en Sao Paulo, Brasil. Estaban tramitando su extradición cuando se quitó la vida.