Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:40

Criminólogo: Matusalén mató a Mayerli; Roberto no participó

El especialista que entrevistó e hizo el estudio psicológico al principal sindicado dijo que planeó solo el feminicidio ocurrido el 5 de septiembre en La Paz.

Matusalén, principal sindicado del feminicidio de Mayerli, es presentado en una conferencia de prensa. APG
Matusalén, principal sindicado del feminicidio de Mayerli, es presentado en una conferencia de prensa. APG
Criminólogo: Matusalén mató a Mayerli; Roberto no participó

El abogado criminólogo Emilio Viscarra, quien realizó la entrevista y el estudio psicológico por seis horas a Matusalén Mancilla, quien mató a Mayerli Sandy C.Q. y desmembró su cuerpo, aseguró ayer que Roberto H., presunto cómplice, no participó en el feminicidio ocurrido el 5 de septiembre en el bosquecillo de la zona Alto Inca Llojeta, La Paz.

“Roberto no participó en el asesinato, él no es cómplice del hecho, es Matusalén quien planificó el delito. Roberto no tenía motivo, causa y razón, para matar a Mayerli. Además, él (Mancilla) manifiesta que lo hizo solo. Este es un crimen de odio, es un crimen de rencor”, declaró el abogado y experto en criminalística al portal Urgente.bo.

Según Viscarra, Roberto conoció a la víctima a través de Facebook. Su modus operandi, era ese, el de captar a jovencitas por redes sociales y coquetearlas. “Algunas (jóvenes) no le hacían caso, pero con otras tuvo éxito. Por eso se observa que incluso les escribe palabras y les pregunta si quieren tener sexo”, argumentó el jurista.

La familia de Roberto aseguró que el día del hecho, él estaba con ellos todo el día y rechazaron, desde un principio, su participación. Su abogada María Luisa Herrera dijo que solicitará que su cliente sea sometido a un examen psicológico “para establecer si realmente es un feminicida”.

Acotó que el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) dará a conocer en 15 días los resultados de las pericias realizadas a los teléfonos de Matusalén y Roberto para establecer si tenían contacto y si planearon, juntos, el crimen.

El 9 de septiembre, la Justicia envió a Matusalén al penal de Chonchocoro y a Roberto a San Pedro por seis meses, mientras se investiga el caso.