Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:32

Confirman despido del Padre Coco, acusado de acoso sexual, de la UCB

El sacerdote dictaba Cristianismo en la universidad de Tarija y estaba encargado de la pastoral hasta que varias mujeres denunciaron que les hizo toques inapropiados e insinuaciones.

Fotografía ilustrativa de un sacerdote. PIXABAY
Fotografía ilustrativa de un sacerdote. PIXABAY
Confirman despido del Padre Coco, acusado de acoso sexual, de la UCB

El sacerdote con iniciales J.L.M.V., conocido como el Padre Coco, fue suspendido definitivamente de la Universidad Católica Boliviana (UCB) San Pablo de Tarija tras un proceso disciplinario por denuncias de acoso sexual, hechos que habría cometido aprovechando su puesto como docente y responsable de la pastoral.

El diario El País de Tarija, en una publicación, dio a conocer que la resolución de desvinculación fue firmada por el vicerrector administrativo financiero nacional de la UCB. Antes, el Tribunal Administrativo, con miembros de la regional, investigó tres denuncias contra el sacerdote; al menos en dos se demostraron los hechos y, por ello, determinaron en mayo su despido como docente de la materia de Cristianismo y fue alejado de la pastoral. Desde que se conocieron las denuncias, el Padre Coco fue suspendido de sus actividades, mientras se investigaban las acusaciones. 

Después de la resolución universitaria, el clérigo presentó un recurso de apelación, pero las autoridades confirmaron hace unos días que las pruebas presentadas por las víctimas fueron suficientes para establecer que el comportamiento del sacerdote fue “inapropiado e inaceptable”. También aclararon que se respetó los derechos del denunciado, quien se abstuvo de declarar.

“No puede dejar de considerarse que las denuncias de tres mujeres con perfiles académicos distintos, que no tendrían vínculo entre sí, muestran un patrón de comportamiento similar en todos los casos, manifestado en abrazos y tocamientos no consentidos, insinuaciones y conversaciones incómodas y sin relación alguna con la que debería existir entre un sacerdote/docente y mujeres de la comunidad universitaria”, dice parte de la resolución, según el documento al que tuvo acceso El País.

Los colectivos que defienden los derechos de la población vulnerable destacaron la determinación de la universidad. También exigieron que la iglesia agilice el proceso interno y avance la demanda penal.

El Confesionario de la UCB es una página en Facebook que ha permitido sacar a luz varias denuncias de acoso, abuso sexual y violaciones contra un grupo de jóvenes denominados “Los Amantes”, un sacerdote de Tarija y otras personas. Al menos cinco víctimas refirieron haber sido acosadas sexualmente por el Padre Coco, quien ejercía docencia en la regional de Tarija.