Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:08

Choferes, albañiles y empleados son los más denunciados por violencia

Comerciantes y estudiantes están entre las cinco ocupaciones con más demandas. También 223 policías y 38 militares incurrieron en delitos relacionados a hechos violentos.

Transporte público y privado circulan en la plaza 6 de Agosto, en Sacaba. FOTO: Mariela Cossío M.
Transporte público y privado circulan en la plaza 6 de Agosto, en Sacaba. FOTO: Mariela Cossío M.
Choferes, albañiles y empleados son los más denunciados por violencia

Los choferes, albañiles, empleados, comerciantes y estudiantes son los que incurren con mayor frecuencia en hechos de violencia doméstica y familiar en todo el país, de acuerdo con los datos estadísticos de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), que considera las profesiones u ocupaciones de los denunciados en lo que va del año, hasta el 24 de agosto.

Hay algunas variaciones en algunos departamentos respecto al orden. El director nacional de la FELCV, Juan Carlos Alarcón Altamirano, durante un conversatorio virtual, informó que atendieron 19.854 casos en todo el país, del 1 de enero al 24 de agosto. De esa cifra, 72 son feminicidios, 598 es de violación de infante, niña, niño o adolescente y 16.671 fue por violencia familiar y doméstica; además, de 2.513 de otra tipología.

LOS AGRESORES Y SUS OCUPACIONES La FELCV, de acuerdo con sus estadísticas, revela que 2.225 choferes a nivel nacional han sido denunciados por hechos violentos contra sus esposas e hijos, principalmente. Luego, están los albañiles con 1.864 demandas.

También han sido denunciados 1.710 empleados o empleadas, 1.255 comerciantes, 1.144 estudiantes, 658 personas que se dedican a las labores de casa ,320 agricultores, 275 mecánicos, 223 policías, 206 desocupados, 145 mineros, 115 abogados, 104 electricistas, 104 carpinteros, 98 soldadores, 86 guardias de seguridad, 63 músicos, 60 profesores, 47 médicos, 40 ingenieros, 38 militares, 38 pintores, 35 chapistas, 34 agrónomos y 6.961 de otras ocupaciones.

LOS MÁS DEMANDADOS EN COCHABAMBA Los datos ponen en primer lugar a los choferes como los más denunciados por violencia en el departamento, de acuerdo con los cuadros estadísticos de la FELCV. Entre los cinco principales de la lista están 325 conductores, 297 albañiles, 243 empleados, 155 agricultores y 152 estudiantes.

En cambio, en La Paz los más demandados son los estudiantes con 396 casos. Le siguen, albañiles con 336, choferes con 331, comerciantes con 329 y empleados con 154.

En Santa Cruz el análisis presenta una variación. Los agresores, en su mayoría, son empleados con 1.309 denuncias. También hubo 1.146 demandas contra choferes, 834 a albañiles, 563 a comerciantes y 366 a personas que se dedican a las labores de casa.

POLICÍAS Y MILITARES Efectivos policiales involucrados en feminicidios han conmocionado al país, durante las últimas semanas. Betsabé Mara Alacia Z., de 24 años, fue asesinada por su enamorado. Se trata del exteniente de la policía Adán Boris Mina Alanes, quien cumplirá 30 años de prisión en la cárcel de El Abra de Cochabamba.

En Oruro, un doble feminicidio involucró a otro policía. El hombre se encuentra con detención preventiva en la cárcel de esa ciudad.

Al respecto, Alarcón manifestó que los delitos son “intuito persona” y que no se debería juzgar de manera colectiva a la institución del verde olivo. Apuntó que los hechos de violencia se investigan sin distinguir profesiones, ocupaciones u otros aspectos puesto que el propósito es proteger a la víctima y sancionar al agresor.

En lo que va del año, 223 policías y 38 militares han sido denunciados por incurrir en violencia. Ahora, la Policía Boliviana incluyó entre los requisitos para ascensos y cambios de destino la presentación obligatoria de certificados psicológicos y del Sistema Integral Plurinacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia en Razón de Género (Sippase).

Al respecto, la abogada del Observatorio de Justicia de Voces Libres, Mercedes Cortez, señaló que el Sipasse “no está bien alimento de datos oficiales y siempre saldrá limpio”. Apuntó que debería presentarse el certificado del Ministerio Público y del Tribunal de Justicia porque son las instituciones que registran los antecedentes penales.

EL BOTÓN ROJO La FELCV puso este lunes en funcionamiento el “Botón de Pánico” con la intención de frenar la violencia de género y los feminicidios. Alarcón explicó que las mujeres en situación de vulnerabilidad dispondrán de una aplicación en su celular que les permita advertir si están en una situación de riesgo.

La víctima podrá activar una alarma y un equipo se trasladará de inmediato a su domicilio. La aplicación se instalará en celulares de personas que sufren violencia psicológica alta o han sido amenazadas de muerte.

El jefe policial también socializó el Plan Integral de Respuesta Inmediata Contra el Feminicidio basado en cuatro pilares de acción de la Policía Bolivia. Se trata del seguimiento y vigilancia a víctimas, patrullaje motorizado y cibernético, difusión del plan mediante redes sociales y trabajo conjunto para atacar el problema.

“Se va a disponer de una patrulla especializada, acompañada de un psicólogo. Se hará el seguimiento presencial a las víctimas que han sufrido violencia psicológica, física o sexual. Recuérdese que es un antecedente de violencia feminicida”, concluyó Alarcón.

Auxilio

La FELCV tiene habilitada la línea gratuita 800140348 para denuncias en todo el país. En Cochabamba, también funciona el WhatsApp 60707069.