Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 05 de octubre de 2022
  • Actualizado 13:26

Le causó 50 días de impedimento y huyó a un cuartel, donde tiene arresto domiciliario

El delito se cometió cuando el acusado tenía 17 años. Después de cometer el hecho se dio a la fuga y se ha realizado los actuados investigados. 
Fotografía ilustrativa de un hecho de violencia. Pixabay
Fotografía ilustrativa de un hecho de violencia. Pixabay
Le causó 50 días de impedimento y huyó a un cuartel, donde tiene arresto domiciliario

La Policía ejecutó el mandamiento de aprehensión en contra de un joven, de 18 años, que fue denunciado por golpear, morder y apuñalar a su enamorada de 15 años hasta dejarla con 50 días de impedimento, en diciembre de 2019. Se desconocía el paradero del agresor hasta hace unos días, cuando descubrieron que ingresó a un cuartel del Trópico donde se encuentra prestando su servicio militar.

La directora interina de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Rocío Rivas, informó que el viernes se llevó a cabo la audiencia de medidas cautelares del denunciado y un juez de Ivirgarzama determinó su detención domiciliaria en el regimiento de esa región, donde presta su servicio militar.

“El delito se cometió cuando el acusado tenía 17 años. Después de cometer el hecho se dio a la fuga y se ha realizado los actuados investigados que permitieron descubrir que se encontraba cumpliendo su servicio militar en el Trópico. El investigador procedió a citarlo para que preste su declaración informativa y se procedió con su aprehensión”, manifestó.

El caso se investiga desde el 15 de diciembre de 2019. La víctima denunció, en esa oportunidad, que fue agredida física y psicológicamente por su enamorado. Ella tenía lesiones en varias partes del cuerpo como mordeduras en el rostro, golpes y una herida punzocortante en el abdomen.

Los efectivos de inteligencia realizaron seguimiento y lograron dar con el paradero del denunciado, quien deberá cumplir la medida sustitutiva en el cuartel.

La víctima y su familia piden justicia y que el agresor responda por la violencia ejercida en contra de la adolescente puesto que consideran que incluso pudo haberla matado puesto que tenía 50 días de impedimento.