Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 06:43

Caso de niña ultrajada en Chimoré: recién nacido esperó horas por terapia intensiva

Transeúntes observan los carteles que pegaron activistas en puertas del Maternológico. DICO SOLÍS
Transeúntes observan los carteles que pegaron activistas en puertas del Maternológico. DICO SOLÍS
Caso de niña ultrajada en Chimoré: recién nacido esperó horas por terapia intensiva

El secretario de Salud de la Alcaldía de Cochabamba, Aníbal Cruz, dijo que el municipio desconoce los motivos por los que se “precipitó” la cesárea de la niña, de 12 años, que cursaba la semana 27 de embarazo. La víctima, agredida sexualmente por su abuelastro en Chimoré, dio a luz el sábado en el Hospital Materno Infantil Germán Urquidi. El recién nacido, al ser prematuro, requirió terapia intensiva y esperó horas por ese servicio.

“La víctima está evolucionando favorablemente, ha sido una buena intervención, pero el bebé sufrió unas horas por terapia intensiva (...). Esperemos que no tengamos consecuencias en la salud del niño. Sabemos que nuestros directores estaban rogando que se consiga una unidad”, manifestó Cruz.

La directora de Género y Generacional, Laren Estevez, acotó que la junta médica no le hizo conocer que la niña iba a ser sometida a una cesárea. Se constituyó al hospital y conoció que el bebé nació a las 11:00, pero necesitaba terapia intensiva. Dijo que a “altas horas de la noche” se habilitó un espacio en ese servicio después de resolverse una acción de libertad.

Las autoridades que han estado interviniendo en el caso no han querido pronunciarse sobre el caso ni dar a conocer quién autorizó el procedimiento. 

Este hecho ha abierto nuevamente el debate. La menor cursaba la semana 27 de su gestación. Defensorías, médicos y activistas han dado a conocer sus posturas. 

Desde que se conoció el caso, los galenos informaron que ya era muy tarde para realizar la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) debido a la edad gestacional (siete meses). Dijeron que ese procedimiento debió realizarse máximo hasta la  semana 22.

Sobre el caso, el director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Freddy Medrano, dijo que la niña y el recién nacido están estables.