Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:37

Caso Fernando: su expareja y la hermana de ella consiguen detención domiciliaria

Fotografía del velorio de Fernando Magne, en septiembre de 2020. Facebook Justicia para Fernando Magne
Fotografía del velorio de Fernando Magne, en septiembre de 2020. Facebook Justicia para Fernando Magne
Caso Fernando: su expareja y la hermana de ella consiguen detención domiciliaria

Después de siete meses de investigación, Melissa y Génesis O., expareja y excuñada del fallecido Fernando Magne, consiguieron detención domiciliaria. Ambas estaban con detención preventiva en el penal de La Merced de Oruro, desde octubre de 2020, investigadas por la muerte del joven que fue arrollado por una camioneta que era conducida por Juan Carlos O., exsuegro de la víctima y padre de ambas imputadas, el 21 de septiembre del año pasado.

El hecho ocurrió el 21 de septiembre de 2020. El joven, de 23 años, habría tenido un problema con su exesposa, su excuñada y su exsuegro, quienes lo habrían golpeado. De acuerdo con los testigos, Fernando estaba escapando de ellos, cuando el padre de las jóvenes lo atropelló en las calles 6 de Octubre y Beni, al norte de la ciudad de Oruro. Juan Carlos O., que está con detención preventiva, se habría saltado con su movilidad un promontorio de tierra que impedía la circulación vehicular por esa vía.

Ahora, Melissa y Génesis, tiene arraigo, deben presentar tres fiadores por cada una y tienen prohibido acercarse a los familiares de la víctima, entre otras medidas de seguridad, informó a El Fulgor el fiscal departamental de Oruro, Alexander Casanova.

Las imputadas podrían dejar la cárcel tras cumplir con esos requisitos. La Fiscalía y el abogado de la familia de la víctima apelaron ese dictamen porque consideran que ambas deberían continuar en prisión. Las mujeres argumentaron que no estaban dentro la movilidad, cuando ocurrieron los hechos.

Esta jornada se desarrollará la reconstrucción del caso y el recorrido comenzará en las calles 6 de Octubre y Beni, en Oruro. Fernando dejó en la orfandad a una niña que procreó con Melissa O.