Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:12

Asesinato en Sacaba: A Orlando lo mató a tiros el hijo de su socia

A casi un mes del crimen, el autor aún no ha sido aprehendido. La Policía manifestó que hay avances importantes, pero los mantiene en reserva para no entorpecer las investigaciones.
Los investigadores procesan la escena del crimen el 22 de septiembre, en Sacaba. UNIVALLE TV
Los investigadores procesan la escena del crimen el 22 de septiembre, en Sacaba. UNIVALLE TV
Asesinato en Sacaba: A Orlando lo mató a tiros el hijo de su socia

A 22 días del asesinato de Orlando Q.M., el autor aún no ha sido aprehendido. La Policía dice que hay avances importantes, pero los mantiene en reserva para no entorpecer la investigación. El hijo de su socia, en negocios vinculados al narcotráfico, es el que disparó el arma de fuego y le quitó la vida al interior de su vehículo en la rotonda de Villa Obrajes, a la altura del kilómetro 14 de la avenida Barrientos, en Sacaba.

“Para este caso que ha sido de connotación pública se ha reforzado la investigación. Se conformaron equipos de investigación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) e Inteligencia. Los avances los vamos a socializar cuando tengamos datos concretos, mientras tanto los estamos analizando y no podríamos darlos a conocer porque perjudicaría la investigación”, manifestó el comandante departamental de la Policía de Cochabamba, Jhonny Corrales.

Narcotráfico, deuda y ajuste de cuentas podrían ser los móviles del asesinato de Orlando, de 45 años, según las investigaciones preliminares.

“Hubo una discusión entre dos personas que estaban haciendo algún tipo de negocio ilícito. La persona que ha hecho uso del arma de fuego sería el hijo de la socia del fallecido, quien se dio a la fuga tras cometer el delito”, manifestó el Comandante.

ANTECEDENTES

El 22 de septiembre, Orlando se encontraba con su cónyuge y un conocido, el hijo de su socia, en su vehículo cuando comenzó una discusión. El asesino, que iba en el asiento trasero del vehículo, sacó su arma de fuego y le disparó dos veces por la espalda (una en el omoplato y otra, con orificio de salida, a la altura del abdomen).

Los tiros se registraron tras que la movilidad girara la rotonda y se pusiera en el carril que dirige al municipio de Cochabamba. A las 13:16, las cámaras de un negocio privado captaron al joven, autor del crimen, de contextura delgada bajando del auto de la víctima y cruzando la avenida hacia la plaza de Villa Obrajes. Se habría dirigido hacia la avenida Encarnación Villarroel.

La víctima arrancó su vagoneta, mientras su atacante se daba a la fuga, probablemente para ponerse a buen recaudo, pero al encontrarse gravemente herido perdió el control del motorizado y colisionó con una cisterna de agua que estaba estacionada en un lavadero de la zona.

Su acompañante y las personas que se encontraban en el lavadero lo bajaron del auto e intentaron auxiliarlo, pero falleció antes de ser trasladado a un hospital. 

Su muerte se dio en similares circunstancias al de Jhonny F.C., el hombre que recibió tres impactos de bala, mientras estaba en su camioneta estacionada debajo del distribuidor vehicular Beijing, el pasado 27 de julio. Por este caso, tampoco hay aprehendidos y siguen las investigaciones. 

Los dos asesinatos a tiros están relacionados al narcotráfico.