Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de febrero de 2024
  • Actualizado 20:58

Ambulancia atropella a familia de Arque; niño muere y madre y hermana se salvan

Las víctimas llegaron a Quillacollo para vender sus productos. La prueba de alcoholemia realizada al conductor del vehículo, con radicatoria en Capinota, dio negativo.

La ambulancia que atropelló a una familia en Quillacollo, Cochabamba. RED UNO
La ambulancia que atropelló a una familia en Quillacollo, Cochabamba. RED UNO
Ambulancia atropella a familia de Arque; niño muere y madre y hermana se salvan

Una ambulancia que trasladaba a un paciente del hospital de Capinota a otro de la avenida Blanco Galindo, atropelló el domingo a una mujer y a sus dos hijos, de 3 y 5 años, en Quillacollo. El más pequeño perdió la vida en el lugar, a la altura de la plaza Bolívar, al promediar las 13:00. 

La familia embestida viajó de Arque, región andina de Cochabamba, a Quillacollo para comercializar sus productos, pero sufrió un accidente que terminó con la vida de un niño. Los dolientes piden una investigación transparente y ayuda para cubrir los costos del sepelio del menor de edad y la medicación de las sobrevivientes. Se trata de una familia numerosa y de escasos recursos económicos.

Se prevé que la víctima mortal sea enterrada está jornada en un cementerio de su comunidad.

PROCESO

Tras el accidente de tránsito, el chofer de la ambulancia fue trasladado a celdas policiales. En tanto, uno de los uniformados tuvo que conducir la movilidad a fin de que el paciente, un menor de edad, que salió del hospital de Capinota llegue a la Caja, del kilómetro cinco de la avenida Blanco Galindo, para su atención médica.

Entre los actos investigativos está la prueba de alcoholemia. Al conductor de la ambulancia se le tomó la muestra sanguínea y, horas después, se descartó que el chofer haya estado bajo influencia de alcohol, informó el director de Tránsito de Cochabamba, Renzo Mercado.

Desde la Unidad de Tránsito del Valle Bajo, dieron a conocer que accedieron a la planilla de control de la ambulancia, donde se detalla el traslado de un paciente de Capinota a la Caja.

DENUNCIA

La familia de la víctima mortal denunció que el conductor de la ambulancia se pasó un semáforo rojo sin activar la sirena y que, en esas circunstancias, ocurrió el accidente de tránsito. Uno de los dolientes manifestó que el chofer prendió la alarma del vehículo oficial, con placa de control 1390 USU y radicatoria en Capinota, después de embestir a la mujer y a sus dos hijos.

Las causas del accidente están en proceso de investigación. El caso fue remitido al Ministerio Público.

Un caso similar se registró en junio de este año, pero en Sacaba. Una niña, de ocho años, falleció tras ser atropellada por una motocicleta cerca de la Terminal de Buses, a la altura del kilómetro 11 de la avenida Barrientos. Su hermanito menor, de cinco años, y su madre, de 32 años, resultaron heridos. 

La tragedia ocurrió cuando la motocicleta y un minibús colisionaron. Por el fuerte impacto, el motociclista perdió el control y se salió de la vía atropellando a la familia que transitaba por el lugar.