Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 25 de mayo de 2022
  • Actualizado 08:41

LA MADRE ES INVESTIGADA POR ENCUBRIMIENTO

Agresor de niña que dio a luz es su padre y lo envían a prisión

La víctima, de 12 años, no recibió atención médica durante el embarazo y llegó al hospital en la etapa final.
Policía presenta al sindicado de violar y embarazar a su hija de 12 años.             RKC
Policía presenta al sindicado de violar y embarazar a su hija de 12 años. RKC
Agresor de niña que dio a luz es su padre y lo envían a prisión

Una niña, de 12 años, dio a luz a una bebé hace casi una semana en el Maternológico Germán Urquidi de Cochabamba. Su madre les dijo a los médicos que desconocía que su hija estaba embarazada, pero se descubrió que estaba ‘protegiendo’ a su pareja, padre de la víctima, quien sería el autor del delito de violación a infante, niña, niño o adolescente con agravante. El hombre, de 34 años, fue aprehendido y enviado preventivamente al penal de El Abra, mientras continúan las investigaciones. 

La menor de edad, que vive en una comunidad de Capinota, no accedió a atención médica y llegó al hospital con fuertes dolores abdominales. Los médicos la revisaron e informaron a la progenitora que la niña tenía 37 semanas de embarazo y estaba en la etapa final. Por su condición, le practicaron una cesárea de emergencia.

Durante ese proceso, la madre de la menor de edad se mostró sorprendida. Los médicos hicieron conocer el caso a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, cuyos funcionarios tomaron contacto inicialmente con la progenitora y luego realizaron el abordaje psicológico y social.

Descubrieron que la niña quedó embarazada producto de los vejámenes de su padre biológico y que la madre conocía de esa situación, pero ‘ocultó’ el caso supuestamente porque era amenazada. La mujer está siendo investigada por presunto encubrimiento, pero se defiende en libertad.

Sobre el caso, el comandante departamental de la Policía de Cochabamba, Rubén Darío Lobatón, informó hace unos días que los efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV), en coordinación con la Policía de Capinota, realizaron la búsqueda del progenitor en la comunidad donde vivía la familia, pero no lo encontraron. Luego, se constituyeron a un domicilio ubicado en la avenida Melchor Pérez de Olguín, donde estaba escondiéndose el sindicado.

En octubre del año pasado, el caso de una niña, de 11 años, embarazada, causó conmoción, indignación y debate a nivel nacional. La menor de edad, que vivía en Yapacaní, se encontraba en gestación a consecuencia de la agresión sexual de su abuelastro, quien fue enviado preventivamente al penal de Montero en Santa Cruz. La víctima fue sometida a una interrupción legal del embarazo. 

La Sentencia Constitucional 206/2014 establece el acceso a un aborto legal y seguro en caso de que el embarazo sea producto de violación, incesto, estupro y cuando la vida o salud esté en riesgo.