Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de septiembre de 2021
  • Actualizado 05:23

Accidente enluta a Cochabamba con 23 fallecidos en Morochata

Un bus del Sindicato Mixto Morochata se dirigía a Quillacollo cuando se embarrancó 400 metros a la altura de Keraya. El conductor sobrevivió, pero perdió a su esposa.

Bus se embarranca y deja 23 fallecidos en la ruta Morochata – Quillacollo, en Cochabamba. AYOPAYAJATUN
Bus se embarranca y deja 23 fallecidos en la ruta Morochata – Quillacollo, en Cochabamba. AYOPAYAJATUN
Accidente enluta a Cochabamba con 23 fallecidos en Morochata

Un bus del Sindicato Mixto Morochata salió del municipio, que lleva el mismo nombre, al promediar las 10:30 de este lunes, rumbo a Quillacollo. Una hora y media después, el vehículo de transporte público se embarrancó 400 metros a la altura de Keraya dejando 23 fallecidos y unos 13 heridos, según el reporte preliminar policial.

Es la mayor tragedia del transporte terrestre en Cochabamba, este año. En marzo, el bus de Trans Carrasco se embarrancó unos 100 metros en la zona del Cañadón cuando se dirigía a la localidad de Ivirgarzama, donde 22 personas perdieron la vida.

Demetrio M., conductor del bus del Sindicato Mixto Morochata, sobrevivió a la tragedia, pero perdió a su esposa, quien lo acompañaba en sus viajes. El hombre, de 58 años, señaló que en el camino dio paso a un trufi y continuó la ruta, pero casi de inmediato, entre la polvareda que le impedía una buena visibilidad, se percató que otra movilidad iba tras la anterior y decidió orillarse para no chocar. Sintió que la manguera del freno reventó y el bus cayó al barranco.

“Parece que reventó la manguera del freno, pisé el freno y no había freno. Nos hemos entrado. No me solté del volante casi hasta la mitad y quedé inconsciente (…). Mi esposa estaba viajando a mi lado, siempre me acompañaba. Cuando desperté la vi, ella estaba un poco más allá de donde yo estaba, pero ya había fallecido. Me acerqué y la cubrí con una frazada”, manifestó el conductor visiblemente afectado.

Dijo que el bus estaba completo, con 33 pasajeros. Lamentó las muertes, pero aseguró que fue un accidente. “No estaba borracho ni nada, soy cristiano (…). Por no chocar, he esquivado a una orilla y directo me he entrado como al aire”.

Según datos preliminares, cuatro de los 23 fallecidos son menores de edad. Los familiares de las víctimas mortales que se constituyeron al lugar del accidente se llevaron a sus seres queridos a sus comunidades negándose al traslado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF). Había cinco fallecidos sin identificar, hasta anoche.

En tanto, los heridos fueron trasladados a la clínica Bustamante, al centro médico Santa Rita, al hospital Benigno Sánchez, a la clínica Divina Misericordia y clínica de Vinto.

Las causas del accidente están siendo investigadas por los efectivos de Tránsito, de la División Accidentes de Quillacollo.

ACCIDENTES

En Cochabamba, 49 personas perdieron la vida en tres accidentes registrados el 2 y 12 de marzo, y el 6 de septiembre de este año.

El embarrancamiento del bus Trans Carrasco dejó 22 fallecidos el pasado 2 de marzo. 10 días después, la flota El Dorado chocó contra una peña en la comunidad de Tutimayu, dejando cuatro fallecidos, entre ellos una niña.

El bus del Sindicato Mixto Morochata se embarrancó ayer y 23 pasajeros perdieron la vida, según datos hasta anoche.