Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:03

Abogada Irusta miente; Régimen Penitenciario la desmiente y Matusalén sale en un video

Matusalén Mancilla, investigado por el asesinato de la joven Mayerli. APG
Matusalén Mancilla, investigado por el asesinato de la joven Mayerli. APG
Abogada Irusta miente; Régimen Penitenciario la desmiente y Matusalén sale en un video

La abogada Mónica Irusta mintió ayer al señalar que su defendido Matusalén Mancilla, detenido preventivamente por el asesinato de la joven Mayerli, apareció muerto en el penal de Chonchocoro de La Paz. La jurista dijo, en entrevista con el periódico digital Urgente.bo, que a su cliente le quitaron la vida y que estaba dirigiéndose a la morgue. También publicó esa información en su cuenta de Facebook, pero la quitó cuando la Policía y Régimen Penitenciario desmintió esa versión y mostró un video del reo donde refiere que se encuentra bien.

Irusta, en su publicación en Facebook, dijo que su cliente le pidió al juez llorando que no lo envíe a Chonchocoro porque su vida corría peligro y que prefería que lo trasladen a San Pedro. “A pesar de no tener él una sentencia condenatoria anterior, usted (juez) lo envió a la muerte. Recuerdo la última vez que nos vimos en Chonchocoro te llevé un rico lechón y pollo al horno (el cual me dijiste alegre que lo comerías más tarde), te llevé una chaqueta para el frío, me arrepentí de no haberte llevado medias y te dije que la próxima vez te las llevaría. Al final nos despedimos con un fuerte abrazo, descansa en paz amigo. La detención preventiva no debe ser una muerte anunciada señores”, decía parte de la publicación de la abogada.

Sin embargo, La Policía y Régimen Penitenciario unos minutos después señaló que esa información era falsa y que el reo estaba en buen resguardo en la cárcel y estable en su salud. Matusalén en un video corto dijo su nombre completo, la fecha del día y que estaba bien.

Mancilla cayó preso antes por violar y matar en 2014 a una niña en la comunidad Santa Ana de Mosetén en Palos Blancos, La Paz. También habría asesinado a otra menor, pero ese caso no tuvo avances.