Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 19:41

Víctimas de Huayllani piden justicia con marcha a Sucre

La movilización comenzará en Sacaba con los familiares y heridos y llegará hasta la capital de Bolivia, sede del Órgano Judicial, el próximo año.

Un grupo de familiares en Huayllani.ARCHIVO
Un grupo de familiares en Huayllani.ARCHIVO
Víctimas de Huayllani piden justicia con marcha a Sucre

El representante de las víctimas de Huayllani (Sacaba), Roberto Jukumari, informó ayer que los familiares y las víctimas realizarán una marcha hacia la ciudad de Sucre (Chuquisaca), sede del Órgano Judicial, para exigir justicia por los muertos y heridos de la masacre desatada durante el gobierno de Jeanine Áñez, en noviembre de 2019.

"Ahora estamos anunciando que vamos a hacer una marcha de aquí (Sacaba) a Sucre, pero no tenemos fecha todavía. Lo que nosotros queremos es que haya justicia verdadera para nuestros caídos", aseveró.

El representante dijo que no descansarán hasta encontrar justicia y que los responsables materiales e intelectuales paguen por todo el daño que causaron a las familias en Cochabamba y en El Alto con la masacre de Senkata. 

Ayer participaron de una reunión con representantes y familiares de las víctimas y el gobierno nacional para la firma de un acta con compromisos en su favor y adelantaron que la movilización está prevista para el próximo año.

Hace dos años, 10 personas murieron en Huayllani durante los enfrentamientos con policías y militares mientras se manifestaban en contra del gobierno de Jeanine Áñez y una falleció después. De ellos, siete tenían impactos de armas de fuego en diferentes partes del cuerpo.

Se suman 98 heridos y 223 detenidos durante el conflicto del 15 de noviembre de 2019.

El informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) concluyó que en ese entonces hubo una masacre.

A mediados de noviembre, los familiares y víctimas participaron de una movilización desde Caracollo (Oruro) hasta La Paz con el mismo pedido, justicia, en coordinación con las Seis Federaciones del Trópico. 

Jukumari indicó también que, tras la reunión con el Gobierno nacional, realizada el lunes en la sede de Gobierno, se acordó varios puntos como ser la atención médica y psicológica a las víctimas además de la creación de un fideicomiso inicial de 8 millones de bolivianos para créditos productivos y prestación de servicios.

Los familiares y víctimas anunciaron el fin de semana una huelga de hambre por la falta de atención de las autoridades a su pliego petitorio, sin embargo, la medida de presión fue suspendida.