Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 15:20

Vice y 35% del Gabinete de Arce están contagiados con COVID-19

A través de comunicados y las redes sociales informaron que se encuentran estables y con síntomas leves, que atribuyen a las vacunas. Cumplen sus tareas por teletrabajo. 
Los ministros con COVID-19 y el vicepresidente David Choquehuanca (c). ARCHIVO
Los ministros con COVID-19 y el vicepresidente David Choquehuanca (c). ARCHIVO
Vice y 35% del Gabinete de Arce están contagiados con COVID-19

La pandemia de la COVID-19 alcanzó a las más altas esferas del poder en el país.

La segunda autoridad de Bolivia, el vicepresidente, David Choquehuanca, dio positivo a una semana de inmunizarse y después de reportar que enfermó en dos ocasiones, pero se curó con plantas medicinas y hasta comió pasto. 

Ayer se sumaron seis ministros que representan el 35% del Gabinete de 17 autoridades en las diferentes carteras de Estado. 

El lunes se supo que dio positivo a COVID-19 el canciller Rogelio Mayta que participó de la reunión de la CELAC en Argentina donde su homónimo Santiago Cafiero también dio positivo. Fue la segunda vez que se contagió en un año.

Mediante un comunicado del Ministerio de la Presidencia se informó del contagio de las seis autoridades. Además de Mayta, están el ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del Castillo; el de Defensa, Edmundo Novillo; el titular de Justicia, Iván Lima; la de Planificación del Desarrollo, Gabriela Mendoza; y el de Educación, Edgar Pary.

También fue la segunda vez que Novillo dio positivo. La primera fue en diciembre de 2020. 

"El vicepresidente y los ministros se encuentran estables y cumpliendo el protocolo de aislamiento, desempeñando sus funciones mediante teletrabajo o trabajo a distancia", dice el documento oficial.

El lunes también se informó del contagio, por segunda vez, de la alcaldesa de El Alto, Eva Copa. 

LA VACUNA

Lima y Del Castillo, a través de las redes sociales,  confirmaron que tienen síntomas leves y están estables gracias a haber recibido la vacuna y que cumplen con sus tareas a través del teletrabajo. 

Del Castillo indicó a través de su cuenta de Twitter que espera volver a las actividades normales lo más antes posible, mientras tanto está aislado.

“Agradezco a todas las personas que me escribieron, quiero decirles que me encuentro bien y tengo síntomas leves gracias a las vacunas; definitivamente la vacunación funciona”, escribió en las redes.

Por su parte, Lima informó que recibió el  esquema de vacunación completa y que las molestias por el virus son mínimas.

Agradezco las consultas por mi estado de salud, con el esquema de vacunación completo los síntomas y molestias son mínimos. Sin embargo, es importante cuidar al equipo de trabajo y ciudadanos. Trabajamos aislados usando teletrabajo y coordinando con los Viceministros y Directores”, señaló en Twitter.

LA IGLESIA

Por otro lado, Urgente.bo informó que el cardenal Toribio Porco Ticona fue detectado positivo a COVID-19 con la prueba antígeno nasal y fue internado ayer en la madrugada. 

"La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana, comunica al Pueblo de Dios que peregrina en Bolivia que S.E.R. Mons. Toribio Cardenal Porco Ticona, ha sido diagnosticado positivo COVID–19 con la prueba Antígeno Nasal. Por el momento se está a la espera de la prueba PCR", dice un comunicado oficial de la Iglesia Católica. 

Continúa señalando que el Prelado potosino se encuentra estable, tiene un poco de fiebre y tos, pero no es alarmante.

A su vez, el Arzobispo de Sucre y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Ricardo Centellas, padece de COVID-19, sin embargo, solo presentó síntomas leves y se recupera favorablemente en aislamiento, informó el encargado de comunicación de la Arquidiócesis, Edwin Urizar, citado por ERBOL.

Explicó que Centellas estuvo en varios municipios realizando el sacramento de la Confirmación, por lo cual se le recomendó hacerse la prueba y resultó positiva. Con el diagnóstico, tomó las medidas de precaución aislándose para su recuperación, agregó.

Urizar afirmó que el monseñor Centellas estuvo en todo momento con  la salud en “100 puntos” y que sus síntomas son como los de un resfrío común.

“No sintió en ningún momento la presencia de síntomas fuertes, sí algunos síntomas leves, reitero. algunos problemas en la garganta, cierto grado de tos y resfrío”, detalló.