Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 21:28

Urea boliviana interesa a 5 países; hay solo la mitad del pedido inicial

La capacidad de producción de la planta de Bulo Bulo (Cochabamba) es de 650.000 toneladas anuales, pero el requerimiento internacional alcanza las 1.4 millones de toneladas. 

La Planta de Urea y Amoniaco de Bulo Bulo. ARCHIVO
La Planta de Urea y Amoniaco de Bulo Bulo. ARCHIVO
Urea boliviana interesa a 5 países; hay solo la mitad del pedido inicial

Empresas de Brasil, Argentina, Paraguay, Perú y Uruguay manifestaron su interés de comprar hasta 1.4 millones de toneladas de urea, pero Bolivia solo tiene capacidad para cubrir la mitad cuando la Planta de Amoniaco y Urea (PAU) vuelva a operar.

Según el vicepresidente de Operaciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Luciano Montellano, la capacidad anual de producción, al 100%, es de 650.000 toneladas y de esa cantidad la demanda del mercado interno es de 20 a 25.000 toneladas.

Dijo también que el restante queda para la exportación y representa casi la mitad de intención de compra que se tiene hasta el momento.

“Se escucha hablar en los medios y a personas que la urea no tiene mercado, pero eso es lo más falso porque este fertilizante es muy requerido en cualquier parte del mundo. Su consumo y demanda crece por la crisis alimentaria que tiene el planeta. Se necesita producir más y mejores alimentos. Entonces, la demanda de urea no es un problema y peor en Sudamérica, pues tenemos a Brasil, que es uno de los más grandes compradores del mundo”, dijo, citado por ABI.

La urea es el fertilizante cuyo alto contenido en nitrógeno permite el crecimiento de las plantas ayudando en su nutrición y en el rendimiento de los cultivos. A nivel mundial, es utilizada en la producción de arroz, maíz, trigo, caña de azúcar, sorgo, papa, pasturas, frutales, hortalizas y otros.

“Hemos tenido, días atrás, un avance muy alentador y positivo sobre los principales equipos. La producción y comercialización de urea beneficiará a la reactivación económica y generación de empleos. Además, se constituye en otra fuente de ingresos para el país”, afirmó.

Internamente, la PAU genera alrededor de 300 fuentes laborales directas y aproximadamente otras 70 indirectas, además de un rédito operativo de 30 a 35%.

APOYO MUTUO

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reveló que su país recurrió a Bolivia, por su experiencia en el campo del litio, para que le proporcione ayuda con miras a delinear una política de explotación de ese recurso natural.

“Con la visita del presidente de Bolivia, Luis Arce, se acordó que por la experiencia que ellos tienen en la explotación de este mineral, nos ayudarán a analizar qué es lo más conveniente para la nación”, dijo en la habitual conferencia de prensa, denominada “La mañanera”, citado por ABI.

Según un reporte de El Financiero, el titular del Ejecutivo mexicano señaló que, ante la experiencia del país sudamericano en la explotación de ese metal, encomendó a la secretaria de Economía, Tatiana Clotuhier, establecer comunicación, a fin de definir una política a partir del conocimiento que tiene Bolivia en esa materia.

Además, enfatizó que se trata de una explotación nueva y de utilidad para el desarrollo tecnológico, por lo que se está definiendo las acciones que tomará su actual administración en ese sentido.

COMERCIO

Por otro lado, entidades sanitarias de Bolivia y Paraguay coordinan acciones para fortalecer el comercio entre ambos países.

Autoridades del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), de Bolivia, y del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), de Paraguay, se reunieron en Tarija. 

De acuerdo con un boletín del Senasag, en dicho encuentro ambas instituciones conversaron temas sanitarios de interés común, como el control de fronteras, movimiento de animales, exportación e importación de productos, entre otros. 

El director general ejecutivo del Senasag, Patrick Nogales, indicó que uno de los principales temas, que ambas partes abordaron, fue la fiscalización y el control de productos de origen animal y pecuario.

“Hemos acordado responder notas tanto del Senacsa como del Senasag, que en el 2020 no habían sido respondidas, para volver a encaminar el entendimiento binacional y fortalecer el comercio internacional entre ambos países”, señaló.

Por su parte, el presidente del Senacsa, José Carlos Martin, dijo que, con la visita a Bolivia, confirman un servicio sanitario consolidado que en los últimos años "ha dado pasos demasiado importantes en la seguridad sanitaria y la inocuidad de sus productos".