Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 09:43

UE expresa preocupación por la expulsión de diplomáticos españoles

"La Delegación de la Unión Europea expresa su firme deseo de que esta situación se supere con celeridad y que las tradicionales y excelentes relaciones de Bolivia con todos los Estados Miembros y la Unión Europea se restablezcan", agregó.
2019123111364676092
Imagen ilustrativa. Foto: EFE
UE expresa preocupación por la expulsión de diplomáticos españoles
La Delegación de la Unión Europea (UE) en Bolivia expresó su preocupación por la expulsión de diplomáticos españoles, ya que considera que es una medida extrema y pidió que al Gobierno boliviano una explicación; además de expresar su firme deseo de que esta situación se supere para restituir las relaciones entre Bolivia y la UE.

"La expulsión de funcionarios diplomáticos es una medida extrema e inamistosa que debe reservarse a situaciones de gravedad, el pleno respeto a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y el diálogo son fundamentales para reducir la tensión", afirmó la Delegación en un comunicado difundido en su cuenta de Facebook.

En el comunicado, la Delegación de la Unión Europea señala que recibió una exposición de lo sucedido por parte del gobierno de España; y agradeció que el Gobierno de Jeanine Añez pueda enviar a la mayor brevedad posible una explicación sobre lo que ha sucedido.

"La Delegación de la Unión Europea expresa su firme deseo de que esta situación se supere con celeridad y que las tradicionales y excelentes relaciones de Bolivia con todos los Estados Miembros y la Unión Europea se restablezcan", agregó.

El 30 de diciembre, la presidenta Jeanine Áñez declaró personas no gratas a la embajadora de México y España y les dio 72 horas para que abandonen el país. La decisión es una respuesta la incidente del 27 de diciembre, en el que un grupo de encapuchados que acompañaban a la encargada de negocios de la embajada de España pretendían ingresar a la Embajada mexicana.

Exautoridades del Gobierno de Evo Morales se encuentran en la residencia mexicana, esperan un salvoconducto para salir del país; pero el Gobierno ha afirmado que no se les otorgará. El Ministerio de Gobierno dipsuso una guardia permanente en el lugar para evitar su salida; lo que es considerado por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador como un asedio que viola las normas de la diplomacia internacional.