Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 07:42

TSE rechaza dichos de exvocal Baptista y se abre a una auditoría

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Óscar Hassenteufel, durante un conferencia de prensa. URGENTE.BO
El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Óscar Hassenteufel, durante un conferencia de prensa. URGENTE.BO
TSE rechaza dichos de exvocal Baptista y se abre a una auditoría

A seis días de la renuncia irrevocable de la exvocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Rosario Baptista, en medio de denuncias por falta de independencia y contra los procesos electorales de 2020 y 2021, los miembros de ese órgano se pronunciaron para rechazar las mismas y abrieron la posibilidad de una auditoría.

 La Sala Plena aseguró que las elecciones del 2020 fueron limpias y transparentes y calificó las acusaciones de “temerarias y fantasiosas” las denuncias en la carta dirigida al vicepresidente, David Choquehuanca y firmada el 12 de noviembre.

Baptista manifestó que esa institución "está secuestrada" y dijo que los verdaderos resultados de la elección de 2020 fueron ignorados por lo que bajo las condiciones actuales el Movimiento Al Socialismo (MAS) nunca perderá una elección.

El presidente del TSE, Óscar Hassenteufel, explicó, citado por Urgente.bo, que su excolega no puede ser sujeta a un proceso disciplinario porque dejó el cargo y tampoco la Sala Plena evaluó si será sujeta a otro tipo de procesos de carácter penal.

Sobre una posible auditoria al Padrón, otro de los aspectos que puso en duda la exvocal, Hassenteufel manifestó que éste puede ser auditado por cualquier ciudadano. 

También recordó que mientras Baptista ejercía funciones, suscribió todos los documentos oficiales que dan validez legal al proceso electoral de las elecciones generales de 2020 y las subnacionales 2021 “sin ninguna objeción, observación y menos denuncia” de alguna irregularidad.

“El TSE ratifica que todos los procesos electorales son absolutamente verificables, es decir, que son comprobables en todas y cada una de sus etapas, procedimientos, acciones y decisiones; esto significa que el proceso electoral es fácilmente auditable por cualquier organización o por cualquier ciudadano”, remarcó.

Dijo también que ejerció sus funciones “en total libertad, sin presiones o acciones que vulneren este derecho” y no hubo acoso, persecución o impedimento.