Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 22 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

Transacciones en dólares se cuadruplican en 2023, ASFI alerta especulación y analista ve parches

En el país, las transacciones que se realizan en el mercado con compra y venta de dólares ocurren a través de dos agentes: las entidades bancarias y las casas de cambios, reguladas por ASFI, además de los otros agentes, que son los librecambistas.
Imagen referencial de un conjunto de dólares.
Imagen referencial de un conjunto de dólares.
Transacciones en dólares se cuadruplican en 2023, ASFI alerta especulación y analista ve parches

El director de la Autoridad de Servicios Financieros (ASFI), Reynaldo Yujra, dijo este martes que las transacciones semanales en dólares se cuadruplicaron este año con relación al 2022. El titular explicó que esta demanda se debe a un proceso de “especulación” y “miedo” a una política devaluatoria, la cual, según Yujra, no es una opción.

En una entrevista con Fama, Poder y Ganas explicó que desde la Autoridad se ha hecho una revisión de las instituciones bancarias y las casas de cambio, y que no se han detectado grandes quejas, a las cuales mencionó en gran parte de la entrevista como "consultas".

La mayoría de las quejas o consultas proviene del mercado informal, es decir, de librecambistas, algunas casas de cambio y “muy pocos bancos”.

DEMANDA Y ESPECULACIÓN

Para Yujra, lo que sucede en el país se trata de un proceso de especulación, mismo argumento que se usó desde el Banco Central de Bolivia (BCB) y el Gobierno, por parte del mercado informal, lo cual ha generado que la demanda de dólares se cuadruplique en relación a 2022.

Según datos oficiales brindados por el director de la ASFI, en 2022 a la semana, se movían alrededor de 5 millones dólares; hoy, en 2023, ese dato ascendió a 20 millones de dólares.

“Esta demanda inusual ha ocasionado que algunos bancos no tengan la disponibilidad, algunos han debido programar. Evidentemente, entendemos que hay una memoria inflacionaria sobre la hiperinflación de los 80, pero pedimos a la gente que no caiga en estos dichos. Si no tienen un uso definido para esos dólares que quieren comprar, los van a perder, van a terminar cambiando a bolivianos y perdiendo dinero”, indicó.

Respecto al tema, el analista económico César Vargas, en una entrevista con OPINIÓN, dijo que, en efecto, existe un proceso de especulación, pero que el mismo fue motivado por la escasa información que el Gobierno otorga en materia económica y por la publicación de un informe de las reservas de la divisa que indicó que en enero existían 670 millones de dólares y que en un mes, febrero, se indicó que la reserva era de 372 millones.

“Eso ha llevado a la especulación. En la calle vemos que están especulando, pero en esencia hay escasez de dólares”, afirmó Vargas.

PARCHES

Para Vargas, la medida de encaje legal, la cual refiere a un proceso de activación de dinero que los bancos reservan para emergencias, es un parche económico y no una medida como tal.

“El encaje legal es todo lo que no se ha ejecutado o liquidar en el año va a una especie de reserva de cada banco y, por ejemplo, si da un monto el BCB a los bancos y no logran circular esos dólares va a un encaje legal y cuando hay una especulación o una crisis, pues usan ese encaje legal”, explicó.

Además, Vargas indicó que no es solo un problema interno, sino también externo, causado por la crisis mundial, la guerra en Ucrania, entre otros elementos que tienen incidencia.

“Creo que no es una medida y son parches, son parches económicos. Nos está afectando la crisis mundial y la crisis nacional, el tema político”.

<

QUEJAS O RECLAMOS

En el país, las transacciones que se realizan en el mercado con compra y venta de dólares ocurren a través de dos agentes: aquellos que son entidades bancarias y también casas de cambios, reguladas por ASFI y los otros agentes son los librecambistas.

La autoridad brindó los datos respecto a cuántas quejas se han contabilizado en estos ámbitos hasta el momento.

“Tenemos un reporte de 177 casas de cambios reguladas. De estas, solamente 17 son grandes, que tienen un capital mayor de 1 millón de bolivianos. Sobre los librecambistas, no tenemos ningún control. De las casas de cambio, hemos tenido 120 quejas, reclamos y consultas. Estamos filtrando esas quejas, la gran mayoría es de librecambistas. Apenas tenemos 14 quejas que no son de librecambistas. De estas 14, la mayoría tiene que ver con quejas en relación a los montos. No hay un solo caso que denuncie que ha habido irregularidades en la compra. Es mínimo todo”, aseveró.

Sin embargo, Yujra aclaró que existen dos mecanismos para la recepción de quejas en entidades bancarias y que habría una probabilidad de que aún se estén procesando las mismas.

“Nuestro sistema de reclamos tiene dos instancias, la primera es en la entidad bancaria, en los bancos y de acuerdo con normativa, todos los reclamos que se procesan en la entidad deben ser respondidos en cinco días, en caso de que la respuesta no sea satisfactoria, pueden acudir a la ASFI. Entonces, puede haber reclamos que estén aun operándose”, acotó.

A la fecha, la ASFI ha recibido solo 14 quejas de 7 bancos, dos por cada banco, la mayoría, según Yujra, relacionada con retiros y giros en dólares.

RETIROS

Consultado por las quejas de usuarios que demandaban que los bancos no les entregaban su dinero en dólares, Yujra explicó que podría deberse a que algunas entidades no cuentan con los montos que algunas personas requieren y los derivan al ente matriz o “llegan a un acuerdo” con el cliente para realizar el retiro en otra fecha.

Yujra dijo que si llegan a recibir una denuncia de alguna persona que no pudo disponer de su dinero en dólares sin justificativo o, alegando que existen instructivos del BCB o de la ASFI, “corresponderá una sanción”.

“Muchas veces nos hemos reunido con los bancos, hemos advertido justamente que a veces existen fallas de comunicación con las instancias medias o menores de sus trabajadores, cajeros, personal que atiende en planta.

“Consideramos que esto ha pasado por una demanda especulativa. Hay gente que no necesita dólares y por la especulación está comprando, por un temor. Hay una memoria inflacionaria, entendemos que existe una posibilidad de la hiperinflación de los 80”, explicó.

Yujra quiso dar calma a la población y aseguró que no existe chance de una política devaluatoria.

“Hay un nerviosismo, una especulación, antes de llegar a una política devaluatoria que ya se ha adelantado que no va a ocurrir”, aseguró.

LARGAS FILAS

Desde que el Banco Central anunciara ayer que vendería dólares en su casa matriz a través del Banco Unión, cientos de personas, entre mujeres y hombres, fueron a edificio del BCB para comprar dólares. En la espera hay quienes buscan adquirir solo 100 o 200.

Aunque el BCB anunció que la venta se haría a través de las sucursales del Banco Unión, este martes, muchos interesados se fueron hasta el Bolsín del BCB, que funciona en la misma sede de la autoridad monetaria. La fila de personas casi doblaba una cuadra.

Consultada por el diario Urgente.bo, una señora explicó que en la mañana hizo fila en el Banco Unión y que le dijeron que se acabaron los dólares. "Dicen que se terminaron los dólares, por eso yo me vine al Banco Central, necesito comprar", dijo.