Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:35

“Tercer” Alto Mando Militar blinda al Gobierno y le hace 6 promesas

Es la tercera vez que el Jefe de Estado lo posesiona en 11 meses. El general Augusto García comprometió resguardar la gestión y luchar contra el narcotráfico, entre otros.
Los nuevos integrantes del Alto Mando Militar, en el acto de posesión. APG
Los nuevos integrantes del Alto Mando Militar, en el acto de posesión. APG
“Tercer” Alto Mando Militar blinda al Gobierno y le hace 6 promesas

Cuando distintos sectores comienzan a articular movilizaciones como protesta ante algunas medidas, el presidente del Estado, Luis Arce, posesionó ayer al Nuevo Alto Militar, el tercero en lo que va de su gestión parcial de 11 meses. El Mandatario exigió a los uniformados que velen por el orden constitucional. Estos adelantaron no solo que “garantizarán la estabilidad del Gobierno legalmente constituido”, sino que le extendieron seis compromisos.

A primera hora de ayer se llevó adelante el acto de posesión del nuevo Alto Mando, integrado por el ahora comandante en jefe accidental de las Fuerzas Armadas, general Augusto García, el jefe de Estado Mayor, general Teófilo Medina Zabala; y el comandante general accidental de la Armada Boliviana, el capitán de navío Francis Franck Salazar.

García dijo que la entidad castrense se apegará a lo enmarcado dentro de la Constitución Política del Estado (CPE). Prometió seis tareas. La primera apunta a acompañar la conclusión del mandato presidencial. “(…) Garantizar la estabilidad de su Gobierno legalmente constituido”, resumió el Comandante en Jefe Accidental de las Fuerzas Armadas.

Otro objetivo es “asegurar el imperio de la Constitución, cooperando con en el desarrollo integral del país”. El tercero tiene que ver con los hechos de 2019, cuando ciudadanos perdieron la vida. El General recordó el documento del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), advirtiendo que se alinearán con las averiguaciones para establecer presuntas responsabilidades de uniformados.

“Luego de que se presentara el informe del GIEI sobre la investigación de actos de violencia y las violaciones de derechos humanos ocurridos en Bolivia entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019, identificando a los miembros de las Fuerzas Armadas que participaron en hechos que enlutaron a las familias bolivianas, las Fuerzas Armadas colaborarán con la Justicia de acuerdo con nuestras leyes, reglamentos y normas, ya que estas acciones quebrantaron la Constitución y la Ley Orgánica al asumir acciones de carácter intuito personal”, dijo García.

El cuarto elemento se refiere al combate contra el narcotráfico, por lo que el Comandante en Jefe anticipó que irán en la misma dirección de las políticas estatales para erradicar la coca excedentaria.

Como quinta tarea mencionó que apuntará a incrementar “políticas y capacidad operativa para luchar contra el contrabando, que se constituye en un problema mayor para el Estado”.

García cerró diciendo que trabajarán para fortalecer la “disciplina” institucional "inculcando el amor a la patria y el respeto a los símbolos patrios", puesto que “esta se constituye en el pilar fundamental” de la entidad castrense.

El presidente Arce exhortó a los nuevos posesionados a cumplir con la “misión de asegurar la independencia y estabilidad del Gobierno, así como participar en el desarrollo integral del país”.

TERCERA VEZ

En lo que va de su mandato, el Presidente ha posesionado a tres Altos Mandos Militares. Algunos cambios se dieron luego de “polémicas”.

El general Jaime Alberto Zabala Saldías fue el primer comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, mientras que los también generales Miguel Ángel Contreras Campero (exjefe de Estado Mayor), Faud Ramos Espinoza (excomandante general del Ejército) César Moisés Vallejos (excomandante general de la Fuerza Aérea Boliviana, FAB) y el contraalmirante Javier Torrico Vega (excomandante general de la Armada Boliviana) acompañaron una breve gestión que comenzó el 16 de noviembre de 2020 y terminó poco después de un mes.

Luego de desempeñarse al frente de la FAB, Vallejos Rocha fue elegido, el 29 de diciembre de 2020, como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

Los generales Augusto García Lara (exjefe de Estado Mayor), Miguel del Castillo Quiroga (excomandante general del Ejército), Marcelo Heredia Cuba (excomandante general de la FAB) y el contraalmirante Franz Pablo Baldivieso Oña (excomandante general de la Armada) también integraron el Alto Mando.

Vallejos Rocha se vio inmiscuido en dos polémicas que habrían incidido en su cambio. Una de ellas tuvo que ver con la celebración de su cumpleaños en plena época de restricciones por COVID-19. Página Siete denunció que hubo una fiesta en el Círculo Aeronáutico de La Paz. La segunda se relacionó con una presunta agresión verbal hacia un policía.