Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 18:49

Suspenden hasta el 8 de diciembre la audiencia de Arturo Murillo en EEUU

El exministro Arturo Murillo, desde la cárcel de EEUU
El exministro Arturo Murillo, desde la cárcel de EEUU
Suspenden hasta el 8 de diciembre la audiencia de Arturo Murillo en EEUU

La justicia de Estados Unidos suspendió hasta el 8 de diciembre la lectura de la sentencia del exministro boliviano Arturo Murillo, procesado por los delitos de soborno y lavado de dinero por la compra con sobreprecio de gases lacrimógenos durante su gestión

El exministro del Gobierno de Jeanine Áñez está detenido en Estados Unidos desde mayo pasado. Aunque hace unos meses recibió la posibilidad de defenderse en libertad, el exministro aún no pagó la fianza respectiva de 250.000 dólares, dinero que también debe demostrar obtuvo de manera lícita.

La audiencia se viene postergando desde octubre, y aunque el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, informó que noviembre sería el “último diferimiento” que la defensa de Murillo lograría, ésta consiguió un nuevo retraso.

Por este mismo caso, el pasado mes de septiembre, ya se declararon culpables cuatro de los procesados en Estados Unidos (EEUU) por los delitos de lavado de dinero y soborno, en el caso de la adquisición de material antidisturbios que se gestó durante 2019 en Bolivia. Todos son identificados como “cómplices” del exministro.

Según había informado la Procuraduría boliviana, el procesado Luis Berckman aceptó los cargos de conspiración para cometer el delito de lavado de dinero y soborno de funcionarios extranjeros, cuya pena prevista está entre los tres y diez años.

Asimismo, mencionó que Sergio Rodrigo Méndez Mendizábal se declaró culpable por el delito de conspiración para cometer lavado de dinero y blanqueo de activos para soborno de funcionarios extranjeros, cuya pena prevista oscila entre los tres y los diez años.

“Bryan Berckman se declaró culpable por los delitos de conspiración para defraudar, cuya pena mínima es de un año y tiene como máximo cinco años”, agregó el procurador en conferencia de prensa.

Además, detalló que Philip Lichtenfeld aceptó la comisión del delito de conspiración para defraudar, cuya pena de reclusión está prevista entre uno y cinco años.

Explicó que las declaratorias se registraron en una audiencia, donde los procesados manifestaron a la juez de la causa que actuaban de manera voluntaria sin que medien vicios de nulidad.