Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 27 de noviembre de 2022
  • Actualizado 17:06

Sosa, la ‘dueña del poder’ que se alejó de Percy y sumó a su esposo

La exalcaldesa interina de Santa Cruz fue involucrada en sobornos, extorsión, aumento de riqueza, maltrato y más. Habló de un pacto a cambio de 600 ítems y apoyo en campaña.
La exalcaldesa interina de Santa Cruz Angélica Sosa a su ingreso a Palmasola. REDES SOCIALES
La exalcaldesa interina de Santa Cruz Angélica Sosa a su ingreso a Palmasola. REDES SOCIALES
Sosa, la ‘dueña del poder’ que se alejó de Percy y sumó a su esposo

La declaración informativa que brindó Javier Cedeño, ex director de Recursos Humanos de la Alcaldía de Santa Cruz, ante la Fiscalía por el caso ítems fantasma fue determinante para encontrar que la exalcaldesa interina Angélica Sosa es con probabilidad culpable de los delitos de incumplimiento de deberes, legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado. 

Cedeño dio su versión y develó al menos 14 irregularidades en la gestión de Sosa, pero no fue suficiente para desvirtuar las acusación en su contra.

El exfuncionario y la exautoridad edil fueron enviados a la cárcel de Palmasola con detención preventiva. El juez dispuso el miércoles que el primero cumpla 3 meses mientras que, para ella, el jueves, se estableció que sean 120 días (4 meses).

El primero en ser encarcelado, el 12 de diciembre, fue el exasesor de Contrataciones Julio César Herbas, acusado de ser el “reclutador” de las personas que cobraban una parte del salario (entre Bs 300 y 500) sin trabajar mientras su nombre figuraba como funcionario del municipio.

LA “VERDAD” SOBRE SOSA

La declaración informativa de Cedeño destapa toda una red que operaba al interior de la Alcaldía de Santa Cruz donde están involucrados desde el esposo de Sosa hasta altos dirigentes, concejales, dueños de locales nocturnos y la mamá de uno de los involucrados en el caso de violación conocido como “La Manada”.

El exfuncionario asegura que la exconcejal y arquitecta se adueñó del poder y aisló al alcalde electo Percy Fernández.

Son ocho hojas de la “verdad” de lo que sucedía en el municipio y fueron hechas públicas por diferentes medios.

Acá se muestran los aspectos más importantes de las declaraciones que hacen referencia a por lo menos 14 irregularidades entre 2014 y 2018.

1. CUPOS

Cedeño se refirió a una estructura para obtener cupos. 

“En el Concejo, ella era la que coordinaba todo. Los 11 concejales tenían sus espacios. Cuando se decidía algo, los 11 concejales levantaban la mano. También Angélica Sosa tenía vínculo con diputados y dirigentes gremiales. De todo ese grupo, tenían cupos para ítems y contratos eventuales. Ella los asignaba para que nadie le bloquee ni le haga paros ni demás problemas”, contó.

Continúa diciendo que la exalcaldesa tenía control directo sobre Recursos Humanos y que había familiares y parientes. Mencionó a la esposa de un exconcejal que tenía ítem pero no trabajaba. También están otras personas que estaban en un inmueble de Sosa (Lemon City) y enfermeros de su papá y de Percy Fernández que figuraban como funcionarios, “siendo los beneficiarios los hijos de la exalcaldesa”. 

2. MANIPULACIÓN Y NEPOTISMO

Cedeño reconoció que el sistema tecnológico en la sección de Dotación era manipulable y tenía acceso a las planillas de pago. Recordó que el sistema de elaboración de documentos no era como el sistema de pagos o de control.

Mencionó a un exfuncionario que tenía acceso a los sistemas informáticos y que su esposa y suegro trabajaban en el lugar.

A su vez, señaló a otro exfuncionario como quien cobraba por dar permisos hasta por 15 días.

3. CONTRATOS Y CAMPAÑA

Para el exfuncionario había exceso de contratos y algunos sin presupuesto, pero que iban como apoyo a la campaña. Aseguró que la exsecretaria de Administración y Finanzas recibía órdenes de Sosa para que alguien entre o no a trabajar y en las planillas aparecían contratos irregulares.

“Si se revisan las planillas siempre se mantuvo una cantidad de 3.000 funcionarios para el área de salud. La planilla de toda la gente que entraba irregularmente eran de 3.000 a 3.200. Había personal técnico como 800 a 1.000. Sumadas las cifras daban una cantidad aproximada de 9.000”, sostuvo.

Por otro lado, dijo que si hubiera entrado personal adecuado, el presupuesto habría cuadrado, pero el problema era desde antes por contratos de personas que no eran aptas.

En su declaración también apunta al yerno de la exalcaldesa y lo acusa de administrar 150 contratos.

4. DIRIGENTES CON SUELDO

Según Cedeño, el POA lo aprueba el Concejo, pero “quien da la bendición es el Comité de Vigilancia que son los representantes vecinales de los 15 distritos” y “no marcaban tarjeta”.

“Éstos 15 eran personas que no marcaban y figuraban como funcionarios. Ellos ganaban hasta 15.000 mil bolivianos, en algunos casos eran los dirigentes o eran sus familiares. Eran los que sacramentaban el POA”, dijo.

5. PAPELITOS

En su declaración mencionó a un funcionario que aseguró no iba a trabajar y que estaba en la notaría que utilizaba SPT. Añadió que su esposa era funcionaria de la dirección de Finanzas. 

“Angélica Sosa designaba personal incluso en papelitos, firmaba hojitas con el nombre del nuevo funcionario con la palabra autorizado y la firma de Angélica eso manda a recursos humanos incluso una vez mandó una lista de más de 100 personas con la firma de Sosa”, aseveró.

6. PERCY AISLADO

Sobre el exalcalde electo, dijo que tenía un despacho en el área de parques y jardines que Sosa le hizo y al que casi nadie podía entrar.

“La que salía a hacer todas las cosas era Angélica Sosa, ganó protagonismo y Percy ya no tenía contacto con los demás. Ella decía que era con ella las cosas y siempre que daba alguna instrucción indicaba que era por instrucciones del Ing. Percy Fernández”, indicó.

7. BENEFICIO A LA MANADA

Otra denuncia es de beneficios a la madre de joven involucrado en caso “La Manada”, quien pidió licencia, pero cobraba sueldo.

“Angélica tenía su gente de confianza, por ejemplo en el caso de La Manada, Eliane Saavedra Daza era directora de protocolo, a ella le hicieron una resolución para que 6 meses no tenga goce de haberes para que se dedique a su hijo, sin embargo; ella cobraba sueldo normal, eso lo hicieron para que parezca que no trabajaba en la Alcaldía, pero igual le pagaban, incluso hoy la vi en las noticias en el hospital junto a Sosa, esa es la cercanía que tienen Sosa y Eliane, en las planillas de sueldo sale que le pagaban. Su mamá de Eliane Saavedra figuraba como funcionaria pero era fantasma, era la Sra. Daza Aguilera”, agregó.

8. ESPOSO Y PROTECCIÓN

Cedeño puso en la mira al esposo de Sosa, Sergio Perovic, de quien aseguró lideraba una red de corrupción vinculada a contrataciones irregulares, extorsiones y favorecimientos ilícitos. Dijo que era quien manejaba la alcaldía desde afuera y ordenaba “no molestar” a ciertos locales nocturnos porque trabajaba con ellos.

“Sosa conmigo casi no se metía, yo no era de su confianza, ella a mí no me pedía nada, pero si me pedía Perovic que haga cosas. Él me hizo designar en la secretaria de espacios públicos. Reemplacé a uno que le había mandado a su esposa, Angélica Sosa, una foto de él, Perovic, saliendo de un boliche con mujeres. Sergio Perovic me dijo que trabaja con el dueño del boliche colombiano SBC, Luna Rosa, Plan B, Plan C, y otros”.

Le atribuyó también el pedido de que haga un proyecto para que un cine que estaba cerrado por la pandemia de la COVID-19 reabra, pero no lo hizo.

9. NUEVOS RICOS

Cedeño también acusó al presidente del Concejo de aumentar su patrimonio junto a varios secretarios. Pasó de vivir en el Pajonal a un condominio exclusivo y a tener un vehículo último modelo.

10. MALTRATO

Con referencia a los excesos, reportó a una persona que manejó la campaña de SPT que además manejaba los proyectos de parques y jardines sin ningún tipo de control.

“Generalmente se hacían controles sorpresa, en parques y jardines. Él se quejaba con Angélica Sosa y eso devengaba en si o si en llamada de atención (de la exalcaldesa)”, relató.

11. PAGOS EXCESIVOS

Una de las develaciones también es contra la asesora de la exautoridad edil, en base a una conversación que había escuchado Cedeño donde una persona “que conseguía todo”, por ejemplo, el contrato por el tema de retretas, exigía $us 30 mil por el búnker de un inmueble.

Dijo también que un exfuncionario de confianza de Sosa manejó un sistema de sobreprecios y recaudaciones para Sosa.

12. GOBERNACIÓN

La declaración de Cedeño salpica a la Gobernación, a través del concejal suplente de Sosa, quien se “emperna” en esta institución departamental como encargado de definir quienes entran a trabajar.

“Él y sus hermanos tienen relación con Sergio Perovic (esposo de Sosa). En la oficina de Santa Cruz Para Todos, al lado de un surtidor, hicieron que los funcionarios de la cooperativa Jesús de Nazareno hacían descuento a todas las personas que iban y hacían firmar autorizaciones de débitos que iban a otras cuentas (de Perovic y unos hermanos). Hacían pagar a los funcionarios el 5% y hasta más en época de pandemia, incluso a los secretarios les cobraron hasta 1.000 dólares. Los únicos que no pagaban eran los del área de salud porque tenían sus sindicatos y ellos reclamaban”, sostuvo.    

13. EXTORSIÓN

El exsecretario relató que lo sacaron de la dirección de Seguridad Ciudadana y en ese cargo pusieron a otra persona que habría dicho que necesitaba hacer algunas recaudaciones para Sosa; entonces, se mencionó que a los gremialistas de las Alasitas les sacaron Bs 300 mil y a los de la Feria de Invierno Bs 350 mil. Incluso, explicó recaudaban en todas las secretarías los recursos de los sobreprecios. 

14. BIENES DE LA ALCALDÍA

En una de las casas de Sosa que es conocida como el bunker, según Cedeño, hay bienes de la Alcaldía. 

“En todos estos ambientes están muebles que Sosa se llevó de la Alcaldía, incluso están los mismos arreglos que estaban en parques y jardines. Todo el mobiliario ahí es de la Alcaldía”, señaló.

También explicó que tiene una casa en un condominio a nombre de su hermana y unos terrenos a nombre de su papá, donde hay losetas que provienen de la Alcaldía y funcionarios que trabajan con ítems.

De Herbas y los Parada a Sosa y los Fernández 

Julio César Herbas, en su declaración en la Fiscalía se enfocó en mostrarse como una víctima de amenazas con despedirlo por parte del exdirector de Recursos Humanos y principal sospechoso de corrupción, Antonio Parada, quien junto a su hermano Guillermo solicitó refugio en Brasil.

El caso salió a la luz por un lío familiar entre Parada y su expareja Valeria Rodríguez, ésta última que denunció el manejo de 800 ítems fantasma.  

Herbas aseguró que la pareja se encargaba de entregar el porcentaje del dinero para su distribución “uno por uno” a quienes figuraban como funcionarios, así como para realizar el cobro de la entidad financiera. Eran cómplices, dijo.

Ambos negaron las acusaciones en su contra. Parada, en una entrevista en redes sociales, explicó que su riqueza es fruto del trabajo en una empresa telefónica y parte de una herencia y que sufrió extorsión de su expareja. Rodríguez pasó a ser testigo protegido en este caso tras asegurar que la exalcaldesa conocía de esto, que la amenazó de muerte y ofreció dinero para no revelar “la verdad”.

FERNÁNDEZ

Sosa dio dos declaraciones en la Fiscalía; la primera como testigo y después como imputada, siendo que en ambas negó conocer estas irregularidades y pidió esclarecerlo porque se siente indignada.

En la última vez frente a la Fiscalía contó que su antecesor Percy Fernández, de la agrupación Santa Cruz para Todos (SPT), tenía una alianza o acuerdo político con el actual alcalde cruceño y líder de Unidad Cívica Solidaridad (UCS), Jhonny Fernández, para darle gobernabilidad al municipio a cambio de 600 ítems.

“De 2015 al 2020 a través de un acuerdo político que firmó Percy Fernández con la UCS a la cabeza del Sr. Jhonny Fernández Saucedo estando mi persona presente en la firma de ese acuerdo Juan Subirana, Loreto Moreno y el Ing. Percy Fernández, la UCS tenía una amplia cantidad de ítem de contrato, aclaro que eran más de 600 personas entre ítem y contrato”, declaró.

Dijo también que además de Jhonny Fernández, había seis personas que llevaban las listas y sugirió investigar a otros exfuncionarios.

Sobre Parada dijo que lo conoció en 2008 y que en diciembre de 2020 su expareja, Valeria Rodríguez, le contó que no le pasaba pensiones y estaba sin dinero, además de alertarle de los supuestos hechos irregulares. Sosa explicó que le pidió que haga la denuncia formal en la Secretaría de Transparencia o el Ministerio Público, pero no lo hizo en ese entonces.

La primera vez, Sosa respondió a 16 preguntas de la Fiscalía sobre su relación con exfuncionarios. Negó conocer a Julio César Herbas y de Javier Cedeño dijo que solo mantuvo una relación laboral y que tomó contacto telefónico en su periodo de alcaldesa. Aseguró que no coordinó ningún trabajo o diligencia, aunque reconoció que firmó su memorándum de designación.

Respecto a una pregunta sobre Parada, recordó que hacía mucha publicidad de su suegra Romy Paz, que iba como candidata al Concejo por UCS, y que le invitó a su boda en 2017, a la que asistió por formalidad. 

En una parte de su declaración a la que tuvo acceso el diario digital Clave 300 indica que “Antonio manejaba las listas que eran sugeridas por los concejales de las distintas gestiones en la que fungió como funcionario de Recursos Humanos”, con relación a los ítems.