Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 08:51

Sancionan a Yassir Molina con prohibición temporal en "actividades deportivas, culturales u otras"

El líder de la RJC, Yassir Molina, unos de los apuntados por los daños.   Gentileza Fiscalía General del Estado
El líder de la RJC, Yassir Molina, unos de los apuntados por los daños. Gentileza Fiscalía General del Estado
Sancionan a Yassir Molina con prohibición temporal en "actividades deportivas, culturales u otras"

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, reveló este viernes que el líder de la Resistencia Juvenil Cochala, Yassir Molina, fue sancionado con la prohibición temporal de que participe en actividades deportivas culturales y otras, después de que se le encontró en posesión de celulares en la cárcel de San Roque.

“El responsable de Régimen Penitenciario le ha emitido una resolución de sanción correspondiente conforme a la normativa legal vigente. ¿Qué quiere decir esto? Se le está prohibiendo por determinado tiempo realizar actividades deportivas, culturales u otras mientras dure su sanción al interior del centro penitenciario de Chuquisaca”, dijo Del Castillo en conferencia de prensa. 

El pasado 25 de agosto, Régimen Penitenciario informó que durante una requisa se había encontrado seis teléfonos celulares en el penal de San Roque, de los cuales tres estaban en posesión de Molina, quien está detenido preventivamente por los daños que hubo en la Fiscalía General en 2020, durante una protesta de la Resistencia Cochala que exigía la renuncia de Juan Lanchipa.

Del Castillo aseveró que Molina goza de los mismos privilegios que todos los privados de libertad en Chuquisaca y se le resguardan sus derechos de la misma manera.

“No por pertenecer a una línea política o haber cometido un crimen u otro se les va a menoscabar sus derechos constitucionales”, agregó.

Recordó que se tiene un mandato de la CIDH y el GIEI para que no se permitan organizaciones parapoliciales, que delincan o interrumpan la paz social.

En ese marco, identificó a la Resistencia Cochala y la Unión Juvenil Cruceñista como organizaciones parapoliciales. Aclaró, sin embargo, que el gobierno garantizará los derechos de cualquier agrupación, siempre y cuando sus fines sean lícitos.