Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 17 de junio de 2024
  • Actualizado 21:11

"Salida marítima, litio y migración", parte de la nueva agenda que Arce propone iniciar con Chile

El presidente recalcó que Bolivia jamás renunciará a su derecho a una salida al mar, pero también indicó que “nunca será tarde para recuperar a la hermandad de todos los pueblos latinoamericanos, haciendo posible el sueño del libertador Simón Bolívar: la verdadera Patria Grande”.

El presidente del Estado Luis Arce. APG
El presidente del Estado Luis Arce. APG
"Salida marítima, litio y migración", parte de la nueva agenda que Arce propone iniciar con Chile

En su discurso por el Día del Mar, el presidente boliviano Luis Arce sostuvo que es momento de un nuevo relacionamiento con Chile y sin miedo de sanar heridas, por lo cual planteó una nueva agenda con siete puntos que mantienen la reivindicación marítima de Bolivia, pero se abre a tratar otros ámbitos como el litio.

“Es momento de iniciar una nueva etapa de relacionamiento bilateral que nos permita un diálogo franco, sincero y con la valentía para abordar los temas históricos que nos separan. No debemos tener miedo de sanar heridas, construir hermandad, integración y esperanza para los pueblos, articulando los temas pendientes que tenemos”, dijo Arce.

AGENDA

El presidente Arce planteó como punto 1 de la agenda con Chile la necesidad de trabajar en el tema en la reivindicación marítima. 

“El pueblo boliviano nunca renunciar a su derecho imprescriptible y una salida soberana al océano Pacífico. El fallo de La Haya abre esa posibilidad y como pueblos hermanos debemos trabajar para que esta herida en el Abya Yala se cierre”, dijo.

El punto 2 de la agenda tiene que ver con el Silala. Arce dijo que Corte de La Haya reivindicó el derecho de Bolivia sobre estas aguas y que puede desmantelar la canalización, restaurar los bofedales y aprovechar este recurso. Señaló que ya se está trabajando en este tema.

El punto 3 es el cumplimiento del Tratado de 1904. Recordó que, debido a ese convenio, Chile reconoce a favor de Bolivia el libre tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico, pero lamentablemente la carga boliviana es permanentemente obstaculizada, demorada y fiscalizada.

Invocó a Chile al cumplimiento de sus compromisos con Bolivia, tal como lo establece el Tratado de 1904, y que cualquier medida que afecte el libre tránsito deba ser acordada en actos especiales. Dijo que Bolivia no reconoce las medidas unilaterales de Chile que perjudican el comercio exterior boliviano.

El punto 4 se refiere a la privatización de puertos chilenos. Arce reclamó que Chile haya privatizado la mayor parte de sus puertos a empresas privadas que lucran con el enclaustramiento marítimo boliviano. 

Señaló que Bolivia rechaza las concesiones realizadas a empresas privadas y que dificultan el tránsito de su carga. Pidió que Chile permita a Bolivia operar su propia carga bajo condiciones que priorizan la facilitación del comercio, antes que el lucro de algunas cuantas empresas.

El punto 5 de la agenda propuesta por Arce incluye al litio. El mandatario dijo que Bolivia está dispuesta a diseñar de manera conjunta una política que asegure la posición de los países proveedores de este tipo de energía, en condiciones soberanas y sin acosos externos.

“El objetivo es claro, posicionar a nuestros países Bolivia, Chile Argentina y Perú, como potenciales impulsores de nuestras formas de almacenamiento de energía que permitan superar la utilización de los combustibles fósiles”, explicó.

Propuso establecer una suerte de OPEP del litio, en referencia a la organización de países que producen petróleo y cuyas decisiones determinan el mercado mundial de los carburantes.

El punto 6 es el migratorio. Arce planteó encarar este tema desde la perspectiva de la defensa y el respeto de la vida. 

El punto 7 propuesto por el mandatario boliviano es la lucha conjunta contra el crimen organizado y el contrabando en las fronteras. Señaló que la mayor parte del contrabando que ingresa a Bolivia viene del puerto de Iquique. 

“Proponemos trabajar de manera conjunta con flagelo, que además se compromete a la producción boliviana, promueve actividades ilícitas como el narcotráfico, el lavado de activos, la trata y tráfico y otros delitos. Proponemos discutir medidas eficaces que tomen en cuenta el origen del problema, limitando la cantidad de productos que se venden a los habitantes de la llamada zona franca de extensión”, detalló el mandatario.

Aclaró que estos son algunos de los temas que deben ser abordados para encaminar la relación entre dos pueblos hermanos, puesto que estrechar los lazos es necesario.