Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 13:26

Tras “salida” de Argentina, Arce propone opciones en Argelia

La máxima autoridad nacional señaló que aumentará la demanda del gas hasta 2050, durante su paso por reunión de mandatarios en África.
El presidente de Bolivia, Luis Arce, durante la VII Cumbre del Foro de Países  Exportadores de Gas en Argelia./ LUCHO ARCE
El presidente de Bolivia, Luis Arce, durante la VII Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas en Argelia./ LUCHO ARCE
Tras “salida” de Argentina, Arce propone opciones en Argelia

Después de que el gobierno argentino anunciara que dejara de comprar gas a Bolivia (algo que viene haciendo desde 2006); el presidente, Luis Arce, propuso “ampliar la cooperación para la investigación sobre el aprovechamiento del gas natural”, como la producción de hidrógeno, en busca de una “energía limpia”.

Así lo manifestó ayer, durante su intervención en la VII Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas que se realiza en Argelia.

“Debemos continuar insistiendo en la ampliación de la cooperación en tecnologías e investigación para aprovechar las ventajas del gas natural en la producción de hidrógeno, nuevos gases y otros productos derivados”, sostuvo el Mandatario.

Arce destacó la importancia de la producción de gas natural en la transición energética mundial como el "combustible adecuado para el desarrollo económico y la protección del medioambiente”, motivo por el que es necesario ampliar la cooperación en tecnologías e investigación, en la búsqueda de sustitución de combustibles fósiles.

“Tenemos el compromiso con las próximas generaciones de lograr un desarrollo sostenible, la mitigación, la adaptación a la crisis climática y las pérdidas y daños crecientes deben ser asumidas por todos los países”, acotó Arce.

La máxima autoridad del país agregó que Yacimientos Petrolíferos Bolivianos (YPFB) está realizando “inversiones importantes dirigidas al descubrimiento de nuevos reservorios para incrementar la producción de gas natural”, por lo que invitó a los miembros de estas organizaciones, “a que sean parte de estos proyectos concretando la cooperación y el trabajo conjunto entre nuestros países”.

Señaló que Bolivia industrializa el gas natural con la producción de urea que cubre la demanda interna y externa para fortalecer la cadena de producción agrícola y garantizar la seguridad alimentaria global.

Aseguró que la política de Bolivia para el sector energético al 2050, se basa en las potencialidades a largo plazo con pilares claros como la “energía confiable y sostenible”.