Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 05 de octubre de 2022
  • Actualizado 15:20

Romero defiende a Evo y dice que el Comando de la Policía sugirió a Dávila

Considera que si Dávila está medido en el narcotráfico es un asunto suyo, pero le molesta que falten el respeto a Evo Morales al intentar forzar un vínculo con el narcotráfico.

El exministro de Gobierno de Evo Morales, Carlos Romero, en noviembre de 2020. Captura RKC
El exministro de Gobierno de Evo Morales, Carlos Romero, en noviembre de 2020. Captura RKC
Romero defiende a Evo y dice que el Comando de la Policía sugirió a Dávila

El exministro de Gobierno, Carlos Romero, expresó este jueves su molestia porque se pretende involucrar en el caso del exjefe antidroga, Maximiliano Dávila, acusado de narcotráfico, al expresidente Evo Morales; dijo que "lamentablemente no puede meter las manos al fuego" por el exdirector de la Felcn.

"Si Dávila está metido en temas de narcotráfico, es un asunto suyo, es su responsabilidad, las investigaciones lo demostrarán y tendrá que ser castigado por ello (si se demuestra su vinculatoriedad)", expresó Romero en conferencia de prensa. "Reitero, a mí me molesta que se falte el respeto a Evo Morales", acotó.

Recordó que se posesionó a Dávila como director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) a sugerencia del propio Comando Nacional de la Policía Boliviana y en función de la ley de carrera policial.

"La designación de Dávila no es una designación política. No es un amigo, no lo conocíamos antes, lo hemos visto trabajando en la Policía Boliviana al igual que cualquier otro director por una orden de destino sugerido por el propio Comando Nacional", subrayó.

Reiteró que con Dávila siempre tuvo una relación funcional y como corresponde. Sin embargo, indicó que los directores de la Felcn son sometidos al polígrafo, pero no recuerda si se sometió a Dávila a esa prueba, dijo que recogió esa información por los documentos oficiales que le presentaron. "Yo no puedo meter las manos al fuego lamentablemente", subrayó.

El exjefe antidroga se encuentra procesado en Bolivia por el presunto delito de legitimación de ganancias ilícitas, pero no por narcotráfico. Sin embargo, el Departamento de Estado de los EE.UU. ofrece una recompensa de hasta $us 5 millones a quien brinde información que ayude a juzgar a Dávila por narcotráfico; asimismo, existe una solicitud para la detención preventiva con fines de extradición a EE.UU.

Al respecto, Romero calificó la recompensa de $us 5 millones como "inverosímil y una falta de seriedad en el manejo de esa temática", además consideró que es una falta de seriedad, debido a que las recompensas solo se ofrecen para dar con el paradero de una persona buscada y no para incriminar a una persona.

"Uno ofrece recompensa cuando está buscando a una persona prófuga, pero ofrecer plata para que incriminen a una persona, es poco serio porque se podría prestar a la manipulación", aseveró Romero.

Por otro lado, Romero rechazó que quieran vincular con el narcotráfico a Evo Morales solo porque aparece en una fotografía con Dávila y el excomandante Yuri Calderón. En su criterio, el expresidente es un hombre que soportó diferentes acusaciones injustas toda su vida.

"Yo sí, en ese sentido, me expreso por conciencia moral, pido respeto para Evo Morales. Que Evo Morales tenga que ver con las actividades de un policía, ya es un exceso, es una falta de ética, es una falta de escrúpulos quienes hacen ese tipo de afirmaciones", manifestó.

Recordó que la fotografía, en la que aparecen Morales, Dávila y Calderón, fue tomada en un acto público en Chimoré y no en un acto privado.

"Esa fotografía fue casualmente el día del onomástico de Evo Morales que coincidió con el aniversario de la Escuela de Garras en Chimoré y después del acto formal, en la celebración de la Escuela de Garras, se acercaron con unas tortas y le entregan al (ex)presidente", explicó.