Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 00:27

Rodríguez Veltzé: Lo ocurrido en 2019 interrumpió el periodo democrático más largo de Bolivia

El expresidente remarcó que lo ocurrido en 2019 representó "un fracaso del respeto por el orden constitucional en diferentes frentes".
Eduardo Rodríguez Veltzé, expresidente de Bolivia  HISPANTV
Eduardo Rodríguez Veltzé, expresidente de Bolivia HISPANTV
Rodríguez Veltzé: Lo ocurrido en 2019 interrumpió el periodo democrático más largo de Bolivia

El exmandatario Eduardo Rodríguez Veltzé afirmó este sábado que, tras casi 40 años de democracia ininterrumpida en el país, los hechos de 2019 ocasionaron un quiebre constitucional que derivó en el fin del gobierno del entonces presidente electo Evo Morales.

"Tengo la convicción de que lo que pasó en el 2019 fue muy serio porque interrumpió el periodo democrático más largo que vivimos en Bolivia, casi 40 años de democracia ininterrumpida en la que, si bien tuvimos varios sobresaltos o dificultades, fueron las elecciones o la intervención de los asambleístas del Congreso o la Asamblea Legislativa la que pudo sortear esas crisis con apego a la Constitución y la legalidad", afirmó en entrevista para Radio Kawsachun Coca.

El expresidente remarcó que lo ocurrido en 2019 representó "un fracaso del respeto por el orden constitucional en diferentes frentes". Dijo que las elecciones de ese año, al menos desde la mirada externa, se desarrollaron con normalidad, pero sobrevino una "situación institucional logística que despertó el malestar ciudadano", como fue la interrupción del sistema de conteo rápido de votos y las impugnaciones al Tribunal Supremo Electoral.

"La gente empezó a generar huelgas, paros y violencia. Yo recuerdo haber leído crónicas de que empezaron a quemarse recintos electorales, alterando la fidelidad con la que debía haberse manejado esa elección", sostuvo.

También indicó que hubo una "falencia constitucional del orden público" porque, al margen de la libertad de expresión y de protestas, las contingencias desembocaron en la quema de bienes públicos e incluso domicilios.

"Empezó una represión y un descontrol casi absoluto de las fuerzas de la Policía y las Fuerzas Armadas que al final acabaron siendo los que definían el curso de acción del orden constitucional, incluso recomendando la renuncia del Ejecutivo", aseveró el exmandatario.