Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 30 de junio de 2022
  • Actualizado 00:09

Ribera desconoce paradero de Revilla, alega su inocencia y ve persecución

Maricruz Ribera, esposa de Luis Revilla. CAPTURA BTV
Maricruz Ribera, esposa de Luis Revilla. CAPTURA BTV
Ribera desconoce paradero de Revilla, alega su inocencia y ve persecución

Luego de haber prestado sus declaraciones ante el Ministerio Público en Santa Cruz, en calidad de testigo por el presunto sobreprecio en la adquisición de los buses PumaKatari, Maricruz Ribera, esposa del exalcalde de La Paz, Luis Revilla, se quebró en llanto y manifestó que su esposo, declarado en la clandestinidad, es inocente de los cargos que se le acusan. Lamentó que los que quemaron los vehículos en 2019 estén libres y denunció una persecución política.

Ribera llegó a prestar su declaración con su hija entre los brazos.

La además expresentadora de televisión explicó que ella se casó con Luis Revilla en noviembre de 2013 y el caso por el que se acusa a su marido es de 2012.

“Solo pido que nuestros jueces y nuestra justicia sea completamente independiente y haga lo correcto, no puede ser que los que hacen el daño, los que queman, los que hacen maldades estén libres y los que trabajaron sean perseguidos (…) A la población quiero decirle a mi esposo, que no sé dónde está, sé que sos (eres) inocente”, sostuvo Ribera.

Revilla, antes de declararse en la clandestinidad, asistió dos veces ante la Fiscalía para prestar sus declaraciones, pero no fue atendido, según Urgente.bo.

La Contraloría General del Estado emitió un informe en el que señala que no hubo sobreprecio en la compra de los buses PumaKatari, precisa Urgente.bo.

“La verdad saldrá a la luz un día y esos que han hecho daño, estoy segura de que un día pagarán. Hoy los ministros decían que no hay persecución política, entonces por qué mi marido tiene orden de aprehensión”, cuestionó Ribera.