Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 10:49

Rescatan cuerpos de Carlos y Kevin; amigos lloran la tragedia y los recuerdan con amor

La avioneta en la que iban los tripulantes se estrelló en Charagua. Santa Cruz. Tras horas de aflicción de la familia, fueron hallados sin vida. Hoy sábado iniciaron con el operativo para rescatar los restos.
Rescatan cuerpos de Carlos y Kevin; amigos lloran la tragedia y los recuerdan con amor
Rescatan cuerpos de Carlos y Kevin; amigos lloran la tragedia y los recuerdan con amor
Rescatan cuerpos de Carlos y Kevin; amigos lloran la tragedia y los recuerdan con amor

Carlos Áñez y Kevin Hayes, los capitanes que sufrieron un accidente letal cuando iban a bordo de la aeronave PA-32 con matrícula CP-2420, son despedidos entre lamentos por la tragedia y recuerdos de amor por parte de aquellos que los conocieron y estrecharon lazos de afecto con ambos.

Hoy sábado comenzaron desde muy temprano las labores para rescatar los cuerpos de los tripulantes, que fueron hallados en una serranía de difícil acceso en Charagua, Santa Cruz. 

Finalmente, las familias de Carlos y Kevin salieron del suspenso agónico y supieron el triste desenlace, luego de muchas horas de angustia al desconocer el paradero del piloto y copiloto.

La aeronave había sido reportada como desaparecida desde el miércoles en la noche. Se conoce que cumplía el tramo Yacuiba-Santa Cruz. El jueves, la avioneta fue interceptada, pero todavía no había informaciones respecto a la situación de los tripulantes.

MENSAJES DE ADIÓS

Mientras el operativo para rescatar los restos avanza esta jornada y se espera que los cuerpos lleguen a la capital del oriente, los mensajes de despedida son la constante en redes sociales.

Vanessa, amiga de Carlos, prefirió recordar los mejores momentos. “Siempre intentando ayudarme a seguir adelante y volar tras mis sueños. Siempre buscando cómo motivar y, al mismo tiempo, tan honesto con tus luchas ¡Te debo mucho!”, escribió en Facebook. 

Marjorie, madre de uno de los amigos de Carlos, lamentó la pérdida física, pero se mostró convencida de que el cielo para él ya no tiene límites.

“Fue un honor haberlo recibido en casa y sé que ahora el cielo no tiene más límites para él. Vuela alto, Carlitos, y Dios te reciba con los brazos abiertos”.

Francisco, compañero de colegio de Kevin, expresó su deseo de haber continuado con la relación amistosa tras la escuela. “Hermano, nos dejaste muy pronto. Me hubiera encantado conectar contigo después del colegio, pero me llevo bellos momentos que compartimos juntos. Descansa en paz, Kevin Hayes”.