Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 05 de julio de 2022
  • Actualizado 14:11

Promesas electorales apuntan al litio, diesel y cooperación externa

Los candidatos presidenciales tuvieron una intensa actividad en las calles de Tarija y Potosí y en entrevistas en medios.
 
Promesas electorales apuntan al litio, diesel y cooperación externa

Los candidatos a la presidencia de Creemos, Luis Fernando Camacho; Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce; y Libre 21, Jorge Tuto Quiroga, continuaron ayer con su intensa actividad de campaña, en la que hicieron conocer sus promesas electorales que apuntan a la economía.

Llegaron hasta las ciudades estratégicas del país que tienen una gran riqueza en recursos como el litio, en Potosí. Camacho junto a su vicepresidenciable, Marco Pumari, después de su caravana, que recorrió la ciudad, propusieron que el departamento sea socio en la explotación e industrialización. Se refirió a una sociedad público-privada porque se requerirán “inversiones fuertes”.

“Nuestro compromiso es dejar un Potosí totalmente industrializado para su desarrollo. Que sean socios y estamos peleando por la descentralización profunda”, manifestó.

La alianza proyecta consolidar el federalismo en la Villa Imperial, como base de la estabilidad democrática, económica, política y social. Aclararon de que no se trata de divisionismo.

EL MAS

A su turno, Arce, que llegó hasta Yacuiba, expuso, citado por ERBOL, su plan de hidrocarburos y aseguró que Bolivia producirá diésel en cinco años a base del reciclado de aceites domésticos y grasas animales desechales. Asimismo, planteó retomar la producción de gas y petróleo, incrementar  la exploración, explotación y reactivar la petroquímica.

Lejos de escuchar sugerencias, Arce considera importante aplicar una nueva política de hidrocarburos a partir de la optimización de campos maduros, reducir costos producción, reactivar de las reservas de pozos petroleros, explorar bloques y zonas nuevas.

Dijo que para evitar la importación de diesel y gasolina, se debe subir la producción de líquidos mediante la recuperación secundaria y terciaria de campos maduros, priorizar la participación de empresas petroleras bolivianas para tener bajos costos de operación y simplificar la otorgación de nuevas áreas de exploración. También sugiere la búsqueda de reservas en zonas tradicionales, explorar la Cuenca Madre de Dios en La Paz y Beni, donde ya se tienen éxitos exploratorios. Arce presentó proyectos hidrocarburíferos para Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz,  Cochabamba y Pando que, según dijo, el gobierno transitorio los ha paralizado.

LIBRE 21

Por su parte, Quiroga, entrevista por Urgente.bo, propuso inyectar ocho mil millones de dólares para salvar la economía del país, a través de la cooperación externa, con el objetivo de preservar 650.000 empleos en Bolivia.

“La crisis va a golpear muy duro. Hay que inyectar ocho mil millones de dólares de la cooperación internacional para preservar 650.000 empleos y además que se debe apostar por las baterías de litio. Relanzando el gas se debe además generar 450.000 empleos en los próximos años, pero; para generar ese medio millón, hay que preservar los 650.000 trabajos de los bolivianos”, sostuvo.