Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 03 de diciembre de 2021
  • Actualizado 04:01

Productores de coca en apronte tras amenazas a Tomasa y una explosión

Tomasa Medina baila morenada frente a los policías, durante los conflictos. FREDDY BARRAGÁN
Tomasa Medina baila morenada frente a los policías, durante los conflictos. FREDDY BARRAGÁN
Productores de coca en apronte tras amenazas a Tomasa y una explosión

La Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) mantiene su estado de alerta luego de las amenazas a una de sus afiliadas, Tomasa Medina y la explosión que se registró ayer en la madrugada en inmediaciones de su sede.

La mujer de origen afroyungueño, que se hizo conocida por el carisma que derrochó durante los conflictos de Adepcoca, reveló a Urgente.bo, que ya no volvió a su comunidad (Arapata) porque es amenazada por la gente del grupo liderado por Elena Flores, exdirigente de la asociación y que es afín al Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Por el momento a mi comunidad no sé cuándo retornaré, a veces no tengo dónde alojarme, una señora me está hospedando, cuidando, me está ayudando económicamente con pasajes y comida porque con otra dirigente me tenía con amenazas, no por cobarde, sino por defender la institución”, aseveró.

Los videos y fotos de Tomasa se hicieron virales en redes sociales al mostrarla bailando para los policías al ritmo de una morenada al que ella misma le puso la letra. “Aunque son motines, igual los quiero”, se escuchaba en parte de la canción y según Tomasa, gustó a los policías.

Con relación a la explosión en inmediaciones de Adepcoca, en la zona de Villa Fátima, el director departamental de Bomberos, Marco Navia, dijo que no se descarta que el artefacto explosivo sea una dinamita, por las características, sin embargo, aún se investiga la cantidad y materiales que se utilizó para armar el artefacto.

El hecho, calificado como un atentado, afectó a cuatro domicilios, que quedaron con vidrios rotos y un minibús que estaba estacionado y terminó con las llantas reventadas. Según Navia, la onda expansiva alcanzó 21 metros de distancia desde el punto de inicio.