Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 05 de octubre de 2022
  • Actualizado 14:12

Desde la cuenta de Yassir, incitan a unirse y avisan que "el pueblo se está rearticulando"

Mediante la fan page de uno de los líderes de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), aún con detención preventiva en San Roque, convocan a sus seguidores a "salir a las calles". Esto, tras la aprehensión de Tonchy, otro de los miembros de la agrupación.
Tonchy y Yassir, miembros líderes de la RJC. RRSS
Tonchy y Yassir, miembros líderes de la RJC. RRSS
Desde la cuenta de Yassir, incitan a unirse y avisan que "el pueblo se está rearticulando"

Yassir Molina, uno de los líderes de la agrupación Resistencia Juvenil Cochala (RJC), que tomó trascendencia nacional durante los conflictos de 2019, cumple detención preventiva en la cárcel de San Roque. Ya van cuatro meses que Yas, como le dicen en su entorno, se encuentra en prisión, acusado por los presuntos delitos de organización criminal y daño al patrimonio histórico, entre otros.

Desde la fan page de Yassir, quien junto con su grupo se ha declarado opositor al Movimiento Al Socialismo (MAS) y a Evo Morales, vienen apareciendo mensajes para exponer descontento con la Justicia y convocar a la población para que se "una" y salga nuevamente a las calles.

Esto se da luego de que, recientemente, fuera aprehendido Tonchy Bascopé, otro de los integrantes líderes de la RJC, y de que sus familiares denunciaran presunta "tortura".

Con mensajes claros e imágenes con leyendas como "el pueblo debe unirse", "si se debe dar la vida por la libertad, la daremos en las calles, no en una cárcel" o "basta de persecución", la intención es que los adeptos a la Resistencia se "rearmen", ahora, durante el gobierno de Luis Arce.

En una de las publicaciones, que tiene tinte de advertencia aunque aclara que el propósito no es "desestabilizar al Gobierno de turno", se lee: "No vamos a permitir que autoridades mediocres que se alegran con puestos de consuelo nos estén empezando a implantar procesos y persecuciones injustas. Alcades frustrados. No tenemos miedo, no es una amenaza, no buscamos desestabilizar el Gobierno ni perjudicarlos. Se desestabilizan solos con las autoridades que colocan a dedo, utilizando la gente humilde de escalera y manipulando la cultura a su beneficio y utilizando a los presos como propaganda política, victimizándose para llegar a un puesto político. Pedimos respeto a los derechos constitucionales".

Cabe recordar que, a la fecha, se encuentran con detención Yassir y Tonchy. Además, Milena Soto, también miembro de la RJC y excandidata a diputada por Juntos y por Creemos, se presentó a declarar como testigo, ante la Fiscalía, por el caso de Yassir.