Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 06:43

El presidente Arce habla de "soluciones estructurales" ante ola de violaciones a niños

El Mandatario plasmó su indignación en redes sociales, refiriéndose específicamente al caso del menor abusado sexualmente por "monstruos" de Yapacaní. 
Luis Arce, presidente de Bolivia. BTV
Luis Arce, presidente de Bolivia. BTV
El presidente Arce habla de "soluciones estructurales" ante ola de violaciones a niños

El caso del niño de Yapacaní, que ha contraído VIH tras ser abusado sexualmente por cuatro vecinos por dos años, ha estremecido no solo a todo el país, sino que ha trascendido las fronteras y ha llegado al plano internacional. Y el presidente del Estado, Luis Arce, no ha quedado exento al efecto que ha causado la noticia.

Este viernes, el Mandatario se refirió al caso y manifestó sentirse indignado con el hecho. Ahora, el menor, de 10 años, lucha por su vida. Se encuentra intubado en una sala de terapia intensiva y en coma.

Ante esta situación sin precedentes de este tipo, Arce dijo, mediante redes sociales, que no alcanza con el repudio general hacia estos criminales. Es necesario actuar desde las bases del problema social. Planteó soluciones estructurales.

"Dolor e indignación. No hay manera de describir el sentimiento que nos embarga por lo sucedido con el pequeño, víctima de violación en Yapacaní, pero no basta con repudiar este tipo de hechos, impulsamos soluciones estructurales para que no vuelvan a repetirse. Todo el peso de la ley debe caer contra los responsables y cómplices del hecho. La familia no está sola, a través de los ministerios de Presidencia y Salud hacemos seguimiento a la salud del niño que, lastimosamente, está muy delicado; así como el seguimiento al proceso judicial".

EL CASO

El martes en la noche, la población de Yapacaní se levantó enardecida e intentó linchar a Miguel Ángel, uno de los acusados de vejar al pequeño. El sujeto estuvo desnudo durante dos horas, en pleno frío, hasta que los ciudadanos aceptaron entregarlo a la Policía. Ahora, el presunto agresor se encuentra en Chonchocoro. Inicialmente fue llevado a Palmasola. Sin embargo, la población interna de ese penal se mostró molesta. Es por ello que resolvieron mover al acusado.

La bronca en Yapacaní se generalizó cuando los vecinos tomaron conocimiento del caso. El menor fue víctima de violación perpetrada por cuatro hermanos. Uno de ellos, que falleció por una enfermedad de transmisión sexual, fue quien lo contagió.