Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:32

Policía efectuará actividades para complementar ‘acervo probatorio’ de denuncia de magnicidio

La denuncia de Del Castillo fue descalificada por opositores, que la consideraron un intento de establecer un nuevo caso terrorismo. Asimismo, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, negó que haya intención de atentar con la vida de nadie.

El comandante de la Policía, coronel Johnny Aguilera. ARCHIVO
El comandante de la Policía, coronel Johnny Aguilera. ARCHIVO
Policía efectuará actividades para complementar ‘acervo probatorio’ de denuncia de magnicidio

Después de que el ministro Eduardo Del Castillo denunció una intención de magnicidio contra Luis Arce, el comandante de la Policía, coronel Jhonny Aguilera, anunció que la entidad verde olivo realizará todas las actividades para complementar el “acervo probatorio” de ese caso.

“La denuncia sido formulada por el señor Ministro de Gobierno y en las siguientes horas va a ser de conocimiento la Policía y, por lo tanto, del Ministerio Público y una vez que contemos con esa documentación efectuaremos todas actividades inherentes a complementar el acervo probatorio”, dijo Aguilera este lunes.

Del Castillo denunció que paramilitares y contratistas de mercenarios, involucrados en el magnicidio del presidente de Haití, estuvieron en Bolivia en octubre de 2020 y que su intención era atentar contra Arce.

Aguilera señaló que ha escuchado la explicación del Ministro de Gobierno y que se acredita la intención de varias personas de formar un ejército irregular.

“Encontramos que han existido por lo menos preparativos traducidos en una serie de llamadas telefónicas que han sido grabadas, la existencia de correos electrónicos que permiten acreditar que varias personas iban a formar un ejército irregular en el país, bajo una modalidad de introducirlos al país como si fueran miembros de una asociación religiosa, de trabajadores, etcétera”, explicó el Comandante.

La denuncia de Del Castillo fue descalificada por opositores, que la consideraron un intento de establecer un nuevo caso terrorismo. Asimismo, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, negó que haya intención de atentar con la vida de nadie.