Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 21 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:56

Periodista y policía se reúnen y dan por zanjada la controversia por el arresto

El arresto de Quisbert se produjo el martes, cuando hacía la cobertura del conflicto por Adepcoca. El periodista relató que fue atropellado por un efectivo en motocicleta, ante lo cual reaccionó y fue detenido con uso excesivo de la fuerza y agentes químicos. Sin embargo, fue denunciado de presuntamente haber agredido al policía y dañar su vehículo.

El periodista Carlos Quisbert al momento de ser agredido por policías en La Paz. APG
El periodista Carlos Quisbert al momento de ser agredido por policías en La Paz. APG
Periodista y policía se reúnen y dan por zanjada la controversia por el arresto

Después de la controversia surgida por el arresto del periodista Carlos Quisbert por parte de la Policía, las partes se reunieron este viernes llegando a un acuerdo que zanjó sus diferencias en este tema.

El arresto de Quisbert se produjo el martes, cuando hacía la cobertura del conflicto por Adepcoca. El periodista relató que fue atropellado por un efectivo en motocicleta, ante lo cual reaccionó y fue detenido con uso excesivo de la fuerza y agentes químicos. Sin embargo, fue denunciado de presuntamente haber agredido al policía y dañar su vehículo.

El Comandante departamental de la Policía, coronel Augusto Russo, afirmó que la reunión de este viernes fue bastante amena y que de ambas partes, el periodista y el teniente Elvis Salvatierra, hubo un pedido de disculpas y reconocimiento de errores.

“Hemos conciliado, hemos aclarado las cosas y parece que ambos han estrechado las manos, porque correspondía, porque han habido momentos por el conflicto y la violencia que se vivía obviamente y la adrenalina, cosas que seguramente ambos no debían de hacer”, señaló el jefe policial.

Russo enfatizó que la Policía respeta la libertad de prensa y considera a los periodistas aliados. Aseguró que no volverá a ocurrir este tipo de situación que calificó como “caso aislado”.

El periodista Quisbert, por su parte, corroboró que hubo un reconocimiento de errores de ambas partes, como de malos procedimientos y uso excesivo de la fuerza.

“Es un acuerdo al que al que llegamos y, como lo dijo el coronel, de aquí tiene que salir cosas productivas y nosotros como periodistas tener un poco más de tranquilidad para desarrollar nuestras actividades con la garantía de que no va a haber excesos”, manifestó.

Quisbert resaltó que lo más importante es el compromiso público de la Policía de respetar la labor de los periodistas y de no incurrir en excesos.

El teniente Salvatierra confirmó que hubo una conciliación entre las partes e instó a que se trabaje en conjunto con la prensa para evitar situaciones que se malinterpreten.

Respecto al proceso penal que se inició en contra del periodista, ambas partes confirmaron que ese tema termina con la desestimación que ya ha emitido el Ministerio Público.

Quisbert recordó que, de su parte, su intención era que se brinde garantías al trabajo de la prensa. “Hay un reconocimiento de algunas vulneraciones que se dieron en determinado momento y ya con eso de mi parte yo doy por zanjado el tema con el teniente”, agregó.