Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 01 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:52

La Paz cuenta con 250 camas para pacientes COVID-19 ante posible segunda ola

Sesenta mil pruebas PCR están a disposición, según el director del SEDES local. Sin embargo, la prevención de la ciudadanía es lo más importante frente al panorama.
El director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) La Paz, Ramiro Narváez, Peter Luna S.
El director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) La Paz, Ramiro Narváez, Peter Luna S.
La Paz cuenta con 250 camas para pacientes COVID-19 ante posible segunda ola

El comportamiento de la gente frente a una posible segunda ola de la pandemia de la COVID-19 es lo más importante, según el director del Servicio Departamental de Salud (SEDES) La Paz, Ramiro Narváez, quien aseguró que con la experiencia acumulada durante este año, se cuenta con personal e infraestructura capaz de atender la situación frente a una segunda fase de la enfermedad.

El especialista dijo que para garantizar la atención en las infraestructuras hospitalarias denominadas centinelas lo que se recomienda es ampliar los contratos del recurso humano. Ello debe ser acompañado por la dotación de equipos de bioseguridad y la toma de muestras mediante el método PCR, para lo que se cuenta con un stock almacenado.

“Tenemos 60.000 pruebas PCR con sus medios de transporte. Entonces, los epidemiólogos tienen que coordinar con epidemiología del SEDES para que esto se pueda hacer”, dijo.

Agregó que esta semana se tiene programado realizar simulacros en hospitales en coordinación con las direcciones municipales de salud para ver cuál es la capacidad de reacción del personal humano con el que se dispone.

En La Paz se trabaja con dos hospitales centinela; Cotauma y La Portada, que cumplen funciones de atención temprana de la enfermedad y de aislamiento. Sin embargo, los hospitales de tercer nivel deben preparar sus unidades especializadas en caso de que se presenten situaciones críticas, dijo Narváez.

En relación a la capacidad con la que se cuenta en La Paz, respecto a la atención de pacientes COVID, el Director del SEDES puntualizó que se tiene la capacidad necesaria. “Hemos establecido que debemos tener 250 camas en todo el departamento y las tenemos. Estamos preparados con el número de camas, pero debemos fortalecer el tema de recursos humanos y esto definitivamente es competencia del Ministerio de Salud”, puntualizó.

Respecto al comportamiento de la gente que en las últimas semanas bajó la guardia, Narváez lamentó esta situación, que podría desembocar en un crecimiento considerable de casos, por lo que se debería tomar en cuenta el control y supervisión de actividades comerciales y de recreación. Considerando la llegada de las fiestas de fin de año, el especialista recomendó a la ciudadanía prevenir antes que lamentar.

“Creo que lo más importante es ponderar la salud y la vida. En este momento, estamos viendo el ejemplo de Santa Cruz. Lo hemos observado en Europa. No podemos aflojar, no tenemos que bajar la guardia y debemos tomar medidas en función a informes técnicos y no solamente políticos”, finalizó.