Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 10:57

Paso de Aasana a Naabol deja 8 cambios en lo económico y laboral

El nuevo servicio aéreo fue creado a través del Decreto Supremo 4630, del 30 de noviembre, y ahora tiene autonomía administrativa, además que elimina derechos sindicales.
Militares en predios del aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Militares en predios del aeropuerto Jorge Wilstermann de Cochabamba. NOÉ PORTUGAL
Paso de Aasana a Naabol deja 8 cambios en lo económico y laboral

La decisión del gobierno de reemplazar a la Administración de Aeropuerto y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) por la entidad Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol) deja al menos 8 cambios, principalmente económicos y laborales, estos últimos que afectan a los trabajadores.

El nuevo servicio aéreo fue creado a través del Decreto Supremo (DS) 4630, del 30 de noviembre, en medio del paro convocado por los trabajadores pidiendo la atención de sus demandas, entre ellas pago de salarios devengados y destitución de la directora General Ejecutiva de Aasana, Arminda Choque.

En sus disposiciones transitorias señala que, “en el marco de la Política de Austeridad, se dispone el cese de operaciones, supresión y liquidación de Aasana”.

Desde el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda se activó un Plan de Contingencia y anunció la eliminación de Aasana, que fue creada por el DS 8019 del 21 de junio de 1967, para pasar a la creación de Naabol y una Liquidadora.

Abogados laboralistas ven que esta medida genera un retroceso en los logros a nivel sindical y el incumplimiento de las normativas vigentes.

A su vez, explican los peligros que enfrentan los trabajadores en la nueva entidad.

Entre tanto, desde la Federación Nacional de Trabajadores de la Administración de Aeropuertos (Fenta) dijeron que siguen en pie de lucha ahora por la abrogación del nuevo decreto y el alejamiento de Édgar Montaño, titular de Obras Públicas. 

A su turno, el ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, se mostró sorprendido por la decisión del Gobierno y la falta de consenso para tomar esta decisión. En el ente matriz de los trabajadores no descartan realizar marchas de protesta y apoyo a quienes consideran estar desprotegidos.

1. El DS 8019 señala que Aasana es una entidad del Estado. A su vez, en uno de sus artículos menciona, entre sus ventajas, que está exenta del pago de impuestos nacionales, departamentales, municipales e incluso universitarios y el acceso a importaciones libres de pago aduanero.

En el caso de Naabol, el DS 4630 establece que es una institución pública descentralizada de derecho público que está bajo tuición del Ministerio de Obras Públicas.

2. La extinta Aasana nació hace 54 años con autonomía técnico-operativa dependiente del Consejo Nacional de Aeronáutica mientras que la nueva entidad se constituye con autonomía de gestión administrativa, financiera, legal y técnica, además que cuenta con patrimonio propio. La diferencia se encuentra en el aspecto económico, principalmente, es decir que no será subvencionada y debe ser autosostenible.

3. En su estructura, la primera estaba a cargo de un Administrador Nacional designado por el Presidente, mientras que la nueva entidad tiene un Director General Ejecutivo nombrado por el presidente Luis Arce de una terna propuesta por el Ministerio de Obras Públicas.

La designación recayó en Elmer Pozo Oliva, quien anteriormente fue Gerente General del Servicio de Aeropuertos Bolivianos S.A. (Sabsa). En la semana también se designó a los directores regionales de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

4. Con relación a la administración, Aasana estaba integrada al Presupuesto General de la Nación y en el caso de Naabol se dispuso que financie todas sus operaciones con recursos específicos y donaciones internas y externas. 

Entre sus obligaciones de la nueva entidad está la transferencia de un porcentaje de sus recursos específicos a favor del Tesoro General de la Nación (TGN) como aportes para la política social del Estado. 

5. La norma también hace referencia a los bienes del organismo que fue eliminado y que provenían del Lloyd Aéreo Boliviano (LAB). Ahora la nueva entidad, de acuerdo con el decreto de creación debe asumir todos los activos asignados, transferidos y/u otros que se encuentran en poder de Aasana y de sus unidades desconcetradas. Asimismo, menciona la transferencia de documentación.

6. Si bien ambas tienen personería jurídica, solo Aasana tiene directorio, mientras que Naabol no considera esta posibilidad en el decreto.

7. La nueva norma establece que los trabajadores están sujetos a la Ley 2027 del Estatuto del Funcionario Público del 27 de octubre de 1999 que, si bien prevé, por ejemplo, la pensión jubilatoria y prestaciones de salud, no establece los beneficios sociales que están enmarcados en la Ley General del Trabajo y a los que se acogían en Aasana.

8. Este cambio también alcanza a uno de los derechos laborales de los trabajadores como es el de la sindicalización. En esta nueva entidad no podrán crearse sindicatos y tampoco está permitida la organización con el objetivo de la defensa de los intereses profesionales, económicos y laborales, amparados en la ley.