Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 14:03

Paro cívico, entre un ‘éxito’ en calles y normalidad del 90%

Grupos a favor y en contra de los bloqueos en Plan 3000, en Santa Cruz, con petardos. APG
Grupos a favor y en contra de los bloqueos en Plan 3000, en Santa Cruz, con petardos. APG
Paro cívico, entre un ‘éxito’ en calles y normalidad del 90%

El Comité pro Santa Cruz afirmó que las primeras horas del paro se desarrollaron con un “éxito total” mientras que para el Gobierno existió un 90% de normalidad en las actividades, reportó ERBOL.

El cívico cruceño Rómulo Calvo cuestionó que el Gobierno haya vulnerado los derechos constitucionales de las personas que cumplen la medida de presión “de forma pacífica” y trate de despejar las vías. 

“Han habido algunos momentos, posiblemente provocados, por estas autoridades que han faltado al respeto a la población que no deja las viejas mañas de contratar y usar bienes públicos para vulnerar los derechos de los ciudadanos que están en una libertad de poder manifestarse”, dijo.

Desde La Paz, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, dijo que existe un 90% de normalidad en las provincias del departamento cruceño e insistió que “no existen motivos” para que se continúe con la medida de presión.

Pidió al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, trabajar, considerando que tiene la inversión más baja de los nueve departamentos.

“En lo que se refiere a obras y a la inversión pública no llega ni al 10 por ciento. Santa Cruz necesita seguir aportando”, acotó.

A su turno, el rector de la Universidad Gabriel René Moreno (UAGRM), Vicente Cuéllar, lamentó que algunas autoridades de Gobierno quieran “ganar puntos con su jefe”, haciendo referencia al presidente del Estado, Luis Arce, y que vayan al desbloqueo y amedrentamiento pese a que no es su labor, lo que deja “mucho que desear, sobreponiendo los intereses partidarios”.

Para el portavoz presidencial, Jorge Richter, la autoridad departamental, exacerba un “regionalismo innecesario” con un discurso de “odio, bronca y manipulación” que solo busca la “confrontación entre bolivianos” para que obtenga un rédito político porque ingresó a un “ciclo descendente” de su liderazgo que nació en los hechos de violencia de 2019.

A su turno, el viceministro de Educación Regular, Bartolomé Puma, explicó que las clases son normales en el 100% de las provincias y un 80% en la ciudad.

Por su parte, el  ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, denunció que en Santa Cruz se organizan “grupos delincuenciales” para obligar, con la violencia, a acatar el paro. Advirtió que la violencia se frenará “venga de donde venga”.

“Lamentablemente se están organizando grupos delincuenciales a la cabeza del gobernador (Luis Fernando Camacho) y del Comité pro Santa Cruz que a tempranas horas han ido a atacar la casa del alcalde Jhonny Fernández. No toleramos este tipo de violencia y no toleramos que las autoridades generen un perjuicio a quienes le dieron su voto”, manifestó.

Camacho destacó que el pueblo haya acatado el primer día del paro interinstitucional y llamó traidor al alcalde de Santa Cruz, Jhonny Fernández.

“Acá no hay vendidos, solo gente con convicción que lucha por mejores días. Hoy (por ayer) se enfrentó al poder represivo de la policía, a grupos de delincuentes contratados y a un alcalde traidor de su pueblo, y el paro es contundente”, afirmó. 

También se pronunció el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, a través de sus redes sociales.

“La violencia del gobierno de Arce y de los grupos de choque masista contra el pueblo cruceño, que revindica una demanda justa, contrasta con la pasividad en los bloqueos, avasallamientos y toma de tierra por afines al MAS. Nuestro respaldo a Santa Cruz”, se lee en Facebook.