Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 00:19

La nueva embajadora de Bolivia Nardi Suxo presenta sus credenciales a Felipe VI

El acto tuvo lugar en el Palacio Real de Madrid, en presencia de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y después, el monarca intercambió impresiones con la nueva embajadora sobre el estado de las relaciones bilaterales.
 
El rey Felipe VI recibe las Cartas Credenciales de la nueva embajadora del Estado Plurinacional de Bolivia, Sra. Nardi Elisabeth Suxo Iturry (i), en un acto celebrado este lunes en el Palacio Real. EFE
El rey Felipe VI recibe las Cartas Credenciales de la nueva embajadora del Estado Plurinacional de Bolivia, Sra. Nardi Elisabeth Suxo Iturry (i), en un acto celebrado este lunes en el Palacio Real. EFE
La nueva embajadora de Bolivia Nardi Suxo presenta sus credenciales a Felipe VI
La nueva embajadora de Bolivia en España, Nardi Suxo, presentó este lunes sus cartas credenciales al rey Felipe VI, después del relevo en la oficina diplomática del país andino, tras la llegada a la Presidencia de Luis Arce el pasado mes de noviembre.

El acto tuvo lugar en el Palacio Real de Madrid, en presencia de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y después, el monarca intercambió impresiones con la nueva embajadora sobre el estado de las relaciones bilaterales.

Suxo fue ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción entre 2010 y 2015 durante el segundo mandato presidencial de Evo Morales.

En febrero fue designada formalmente representante diplomática en Madrid, cargo que estaba vacante tras la llegada al poder de Arce en sustitución de Jeanine Áñez, quien a su vez había relevado un año antes a Morales tras la marcha de éste del país.

El pasado año, durante la etapa de Áñez, España y Bolivia tuvieron una crisis diplomática después de que en diciembre de 2019 dos diplomáticos españoles visitaran con cuatro policías la residencia de la embajadora de México en La Paz donde estaban acogidos varios antiguos cargos de Morales, aunque luego acordaron normalizar las relaciones.

A causa de las restricciones sanitarias, la nueva embajadora, protegida con mascarilla, no pudo llegar al Palacio Real en carroza de época desde el cercano Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Exteriores, como era la costumbre antes de la pandemia, en un ceremonial muy llamativo.