Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:43

Motivan a denunciar a clínicas en el Ministerio

El viceministro Jorge Silva pidió que reclamen cobros altos en el despacho de Justicia, comandado por Iván Lima.

Imagen referencial de una clínica privada. ARCHIVO
Imagen referencial de una clínica privada. ARCHIVO
Motivan a denunciar a clínicas en el Ministerio

Ante la aparición de distintos casos de familias que reclaman cobros excesivos en la atención dentro de clínicas privadas, el Gobierno impulsa a la ciudadanía para que presente sus denuncias en el Ministerio de Justicia, de modo que estas instituciones puedan ser sancionadas a la brevedad.

Cabe mencionar que se encuentra vigente el tope a los precios, pues la Resolución Ministerial 43 advierte que los medicamentos y los servicios en farmacias, clínicas y laboratorios del país no están aptos para superar determinados montos. La atención en unidades de terapia intensiva (UTI), por ejemplo, debe costar 3.324 bolivianos por día, como máximo.

El viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Jorge Silva, advirtió que estas clínicas particulares serán observadas. “En caso de que exista sobreprecio, se va a aplicar sanciones a los hospitales, a las clínicas que están pretendiendo asaltar a los familiares, metiendo la mano al bolsillo y cobrando excesivamente los medicamentos y los servicios”, dijo.

Por ello, pidió a la población que se presente en el Ministerio de Justicia, donde los personeros procederán a comparar los precios oficiales que rigen en la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) con las facturas que exhiban los familiares que han sido víctimas de cobros exorbitantes.

Si el caso implica la retención del cuerpo del ser querido, el Gobierno prevé iniciar investigaciones. Al menos, eso dijo Silva.

Cuando Bolivia atraviesa la tercera ola y los casos en ascenso son la constante diaria, en distintas partes del país han surgido denuncias a través de redes sociales que dan cuenta de precios en la atención sanitaria que superan lo normado.

En Cochabamba, una persona que se contagió con COVID-19 y requirió ser internada en una clínica debió pagar 2.500 dólares diariamente en el área de cuidados intensivos, de acuerdo con lo descrito por un integrante de su entorno.

También el diputado Héctor Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS), cuestionó públicamente la problemática que experimentaron tres personas de un mismo núcleo familiar. Fueron asistidas y fallecieron. Los dolientes se endeudaron con 100 mil dólares.