Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de septiembre de 2021
  • Actualizado 06:18

Ministro del MAS cae por coima y Quintana lo ve ‘intrascendente’

La Policía desarticula lo que se considera una “red criminal”. Interculturales ven “mano negra”. Carlos Mesa y Fernando Camacho dicen que la corrupción volvió a las altas esferas. 
El exministro Edwin Characayo es trasladado a celdas policiales. APG
El exministro Edwin Characayo es trasladado a celdas policiales. APG
Ministro del MAS cae por coima y Quintana lo ve ‘intrascendente’

El intento de soborno con $us 20.000 al ahora exministro de Desarrollo Rural, Edwin Characayo, permitió destapar una organización criminal al interior del Movimiento Al Socialismo (MAS) que involucra a otros funcionarios públicos.

Desde el Gobierno reafirman su compromiso de lucha contra la corrupción tras la aprehensión de la exautoridad y piden su detención preventiva en la cárcel.

Entre tanto, el exministro de la Presidencia y formador de cuadros políticos, Juan Ramón Quintana, minimiza el hecho y lo ve como algo “intrascendente”. Así lo hizo conocer ayer, durante un evento que contó con la presencia del expresidente Evo Morales, el vocero presidencial, Jorge Richter, y el gobernador electo de Cochabamba, Humberto Sánchez.

Characayo fue sorprendido por la Policía el martes en la noche con el dinero en una mochila. Estaba junto a otro funcionario que ocupa un cargo jerárquico quien sería el intermediario para la entrega de un total de $us 380.000 por el saneamiento de tierras en San Ramón (Santa Cruz).

PEQUEÑO EPISODIO

Quintana anticipó que lo sucedido desencadenará una “guerra” contra el gobierno no solo por este hecho, sino por haber perdido cuatro gobernaciones en la segunda vuelta de las elecciones subnacionales.

“Seguro van a decir gobierno nuevo, están cinco meses y los ministros están cosechando sobornos y extorsión, ¿cómo vamos a responder? Ustedes son asambleístas, ¿qué van a responder?, ¿se van a escapar?  Para eso es la formación política, porque no podemos responder a ese pequeño episodio que, para mí, personalmente, es intrascendente”, declaró en el taller para asambleístas electos en Sacaba, según reportó ERBOL.

Además, recordó que el tráfico de tierras generó millones de dólares para la derecha en Santa Cruz en los últimos 50 años y acusó por esto Branko Marinkovic, empresario y exministro de la gestión de Jeanine Áñez que, dijo, además de terrenos tiene una laguna.

Quintana anticipó que este hecho será utilizado para intentar generalizar a todos los masistas vinculándolos con la corrupción y que la derecha, los medios de comunicación y la iglesia utilizarán esa “puerta” para intentar destrozarlos.

Pidió prepararse “no para esta batallita” sino para la “gran batalla”.

“A partir de este episodio se va a desencadenar una guerra contra el gobierno, por cinco pesos que cualquier dirigente haya cobrado para dar un cargo público. Acuérdense lo que les digo, van a empezar a denunciar que las listas azules, negras, blancas tienen ahí una cotización; van a denunciar la corrupción en todo lado”, añadió.

REACCIONES

El expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Mesa y el gobernador electo de Santa Cruz, Fernando Camacho, también reaccionaron ante lo sucedido.

Coincidieron al señalar que el caso soborno es una muestra de que la corrupción volvió en esta gestión al gobierno del MAS.

“La detención del Ministro de Desarrollo Rural y Tierras cobrando coima de 20 mil dólares, es indicio de que ha vuelto la corrupción al MAS y que desde las más altas instituciones del Estado se trafican tierras, en beneficio y complicidad con dirigentes y sectores socios al MAS”, escribió Camacho en su cuenta en Twitter.

El expresidente Mesa calificó el caso de corrupción como un “cáncer que destruye Bolivia”.

“Vuelve a aparecer la corrupción en los más altos niveles del Gobierno del MAS. La práctica perversa que creció en los 14 años de (Evo) Morales con cientos de casos que quedaron impunes, y que se instala de nuevo, es una señal del tamaño del monstruo que está destruyendo Bolivia”, publicó en sus redes sociales oficiales.

A FAVOR

En defensa de Characayo salió la Federación de Interculturales de la Chiquitanía que ve “mano negra” en contra de su representante en el Ejecutivo. Su abogado cree que le pusieron una trampa.

El dirigente del Comité Nacional de la Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales, citado por Página Siete, cuestionó al exministro por la resolución ministerial que permitió el traslado del mercado de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), que derivó en conflictos entre cocaleros. Cree que hubo influencias e intereses económicos como en el caso del soborno.

Por su parte, Characayo, tras prestar su declaración informativa ante la Fiscalía afirmó que todo fue “planificado” y la verdad se sabrá en su momento. Más temprano dijo que fue al lugar porque le dijeron que querían conocerlo. Su abogado, César Rojas, aseguró que no recibió "ni un centavo" del supuesto soborno.

Escándalos por corrupción

La lista de escándalos por corrupción del MAS se engrosa con el caso del ahora exministro Characayo que fue filmado recibiendo $us 20.000 como un soborno para regularizar unas tierras en el departamento de Santa Cruz.

El Gobierno no dudó en aplicar la ley y destituyó a la exautoridad quien se encuentra aprehendida a la espera de su audiencia de medidas cautelares. 

Solo en la gestión de Luis Arce, se tienen otros tres actos irregulares que salieron a la luz. Los más recientes según explicó el ministro de Justicia y Transparencia, Iván Lima, citado por ERBOL, son el de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierras, en Santa Cruz, y el pago por adelantado del 3% en el proyecto del Tren Metropolitano, en Cochabamba.

Más antes, Wilson Cáceres, titular de la misma cartera de Estado fue apartado tras demostrarse un acto de nepotismo.

En la gestión del expresidente Evo Morales, el acto de corrupción en la estatal YPFB derivó en el encarcelamiento de Santos Ramírez por 12 años. Fue el primer revés para el MAS y la lista continuó hasta el caso Fondo Indígena y las obras fantasmas por casi 100 millones de dólares.

En medio, las denuncias salpicaron al exvicepresidente Álvaro García Linera por supuesto tráfico de influencias en el contrato con BoA de la empresa Air Catering de su cuñada; y al exministro Juan Ramón Quintana por el caso de 33 camiones de contrabando.

También está el desfalco al Banco Unión de $us 37.6 millones; barcazas chinas, Quirobax; sobreprecio en taladros de YPFB; y el caso Zapata, exnovia de Morales y representante de la empresa china CAMC con la que se tuvo contratos directos por $us 560 millones. 

Apuntes

Los hechos

* El exministro de Desarrollo Rural y Tierras fue aprehendido el martes a las 21.30 luego de ser filmado recibiendo dinero “en propias manos”. Se encontraba con su cómplice, el director general de Desarrollo Rural, Hiper García. Ambos fueron atrapados en flagrancia y se tienen conversaciones telefónicas entre las personas que estarían incitando a la comisión de delitos. * Se identifica a Characayo como la cabeza de la red de corrupción.

* La víctima D.S.F. reveló, de acuerdo con el formulario único de denuncia, que García exige se le dé $us 100.000 para el Ministro Characayo. A su vez pidió una comisión de $us 80.000, y otra, de $us 200.000, para otros funcionarios del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

* La mujer realizaba una gestión para el saneamiento y la titulación del predio denominado “El triunfo”, ubicado a cuatro kilómetros del municipio de San Ramón del departamento de Santa Cruz.

* El ahora exservidor público pidió que la primera entrega de una parte del dinero se efectúe en el departamento de Characayo de la zona de Sopocachi, pero la víctima y su abogado no aceptaron la exigencia. La negativa a la propuesta de forma de pago inicial hizo que García saque a ambas personas del café, los lleve a una banca de El Prado y les quite sus teléfonos celulares para evitar que intenten grabar.

* Unos minutos después llegó Characayo, quien agradeció por el dinero, comprometiéndose a cumplir con lo acordado y guardó los billetes en una mochila que portaba García para luego retirarse del lugar.

El Gobierno, a través del Ministerio de Justicia, se constituyó en querellante contra el exministro y desde esta instancia gubernamental se pedirá su detención preventiva en la cárcel.

* Se convoca a otras víctimas de extorsión, amenazas o pedidos de “malas autoridades” a presentar su denuncia garantizando su protección y preservando su identidad.

* El Gobierno ratificó su firme compromiso de luchar contra la corrupción y dijo que se está frente a una organización criminal que fue desmantelada. El caso ya se encuentra en proceso de investigación “exhaustivo” en el Ministerio Público y la Policía por la presunta comisión del delito de cohecho, concusión, beneficios en razón del cargo y otros.