Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 18:05

Ministro dice que revertirán tierras a empresarios y productores de maíz ven capricho en Gobierno

La autoridad señaló que el Estado entregó más de 11 millones de hectáreas para la producción de este cereal, pero que los empresarios prefieren sembrar soya para obtener mayor ganancia.
Producción de maíz. ARCHIVO
Producción de maíz. ARCHIVO
Ministro dice que revertirán tierras a empresarios y productores de maíz ven capricho en Gobierno

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, advirtió que revertirán las tierras de los empresarios que no utilicen el espacio para la producción de maíz. Por su parte, los productores de este grano califican de caprichosa a la autoridad y critican la negativa de diálogo.

Gonzales recordó que los empresarios se comprometieron a producir maíz y trigo cuando recibieron los papeles de sus tierras, sin embargo, varios prefirieron sembrar soya para tener mayores ganancias. Sostuvo que poseen alrededor de 11 millones de hectáreas y que eso debería garantizar la seguridad alimentaria.  

“Cualquier momento voy a sacar esos documentos donde ellos firman el compromiso de producir trigo y maíz. Si no lo han hecho, lamentablemente, les vamos a tener que aplicar la función económica social y tierras que no cumplen con esa función tienen que pasar nuevamente al Estado”, afirmó el Ministro.

“No queremos llegar a esa instancia, pero nos obligan. Los empresarios, a título de producir alimentos para el país, han obtenido tierras y no están cumpliendo”, enfatizó.

Según la autoridad, la crisis que genera la guerra entre Rusia y Ucrania ya está llegando al país, sobre todo debido a la especulación. “No hay escasez, lo que hay es especulación”.

Sin embargo, también reconoció que hubo afectación a raíz de la sequía en el sur de Bolivia. Dijo que se perdieron cerca de 50 mil toneladas de maíz y por eso están “al filo” de las reservas.

Desde 2019, la superficie dedicada a la producción de maíz fue disminuyendo, lo que estaría ocasionando ahora la crisis. Gonzales explicó que el país contaba con 150 mil toneladas de superávit de maíz en 2019, pero fue reduciendo poco a poco hasta tener solo 34 mil toneladas en 2022.

Por ello, frente a la falta real de este grano, la autoridad dijo que el Gobierno asumirá la responsabilidad de la producción a través de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) y la recién creada Empresa Boliviana de Producción Agropecuaria, que sembrarán 15 mil y 5 mil hectáreas de maíz, respectivamente, con lo que esperan llegar a un superávit superior a las 100 mil hectáreas para el siguiente verano.

“No entendemos cómo pueden pensar en sus bolsillos antes que en el pueblo boliviano. Aunque critiquen de que puede ser una competencia desleal, yo creo que los desleales son ellos, los empresarios”, dijo Gonzales.

PRODUCTORES EN EMERGENCIA

Por su parte, el presidente de la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo (Promasor), Mario Moreno, calificó de caprichoso al Gobierno y afirmó que no hay apertura para dialogar.

“Por qué no nos podemos reunir si lo que queremos es diálogo para ver esta situación. Hay un estancamiento, un capricho. Lo dejamos en sus manos. Que resuelvan ellos el problema y vamos a ver qué pasa cuando vengan los problemas más graves”, señaló.

Moreno aseguró que ellos quieren evitar que la crisis se agudice aún más en los siguientes meses. Por ello, considera que es fundamental trabajar en conjunto para encontrar una salida.

Respecto a las declaraciones del Ministro de Desarrollo Rural y Tierras, el vocero de Comunidad Ciudadana (CC) en Santa Cruz, Gustavo Pedraza, sostuvo que ese tipo de posturas solo generan temor y no incentivan a la producción nacional.

“Esto muestra un desconocimiento absoluto. Este Gobierno no está gobernando con conocimientos de los problemas. Debe haber una solución estructural. No puede pasarse amenazando con revertir tierras, con meter presos. Se está aplazando. No conoce cómo funciona la economía agropecuaria”, dijo Pedraza.

Enfatizó que los productores podrían cambiar de rubro frente a esta situación y que eso solo afectará al consumidor.

CONTRABANDO

Sobre el desabastecimiento que vive el país, el ministro Gonzales culpó al contrabando. “No estamos muy holgados en la producción de maíz, por eso estamos haciendo todo el esfuerzo para que no salga por contrabando”.

El Ministro sostuvo que hacer intervención y controles en la ciudad es difícil porque es tarea de los municipios, sin embargo, dijo que lo harán en coordinación con las instancias correspondientes.

“No sean sinvergüenzas, se les ha dado más de 11 millones de hectáreas al empresariado agroindustrial en condiciones de dotación (…) Tengan un poco de conciencia, garanticen la comida a los bolivianos, luego les vamos a dar el excedente para que exporten y ganen plata, pero no abusen”, enfatizó el Ministro de Desarrollo Rural y Tierras.

Por su parte, el viceministro de Defensa Al Consumidor, Jorge Silva, pidió a la población que denuncien si sufren especulación y agio a la línea gratuita 800100202.