Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 08:05

Mineros al Tata Quispe: "Apenas le restituyen una peguita y está comiendo lo que ha vomitado"

Luego de que el dirigente de los Movimientos Sociales dijera "perro que ladra no muerde" con respecto a la advertencia del sector, el secretario ejecutivo de la FSTMB, Orlando Gutiérrez, mencionó que Quispe fue echado por el Gobierno y que ahora retornó al seno político. La Federación tildó de "imposible" encarar un diálogo con Jeanine Áñez.
Rafael Quispe (i) y el dirigente minero Orlando Gutiérrez. Erbol
Rafael Quispe (i) y el dirigente minero Orlando Gutiérrez. Erbol
Mineros al Tata Quispe: "Apenas le restituyen una peguita y está comiendo lo que ha vomitado"

La Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) tachó al Coordinador con Movimientos Sociales Rafael Quispe como un "enlace" adecuado del Gobierno transitorio con organizaciones sindicales, porque es una persona "poco seria" y le recomendó mejor dedicarse a la comedia en vez de ejercer un cargo público.

De esa manera reaccionó el secretario ejecutivo de la Federación Orlando Gutiérrez, luego de que la semana pasada  Quispe dijera “Perro que ladra no muerde”, en referencia a la amenaza del sector minero de sublevación o elecciones generales el  6 de septiembre.

“Lo tomamos como una graciosidad de él. No le damos mayor crédito a un servidor público de un Gobierno de facto que ha sido echado como perro a la calle, después vomitó contra este Gobierno, pero apenas le restituyen una peguita y está comiendo lo que ha vomitado ¿Qué criterio más le ameritaría a don Rafaelito?, nada. Hay que darle, más bien, aliento para que se dedique a la comedia”, manifestó el líder de los trabajadores de la minería estatal.

Indicó que después del criterio emitido por  Quispe, los mineros no tienen  pensado sentarse a dialogar con el Gobierno. “Eso ya es imposible”, precisó Gutiérrez, al recordar que el sector hizo conocer sus criterios para reactivar la minería, pero las autoridades transitorias cayeron en "improvisación porque en corto tiempo los trabajadores tuvieron tres ministros de Minería".

Ratificó su pedido de elecciones, pese a las amenazas de la presidenta Jeanine Añez y de los ministros de Gobierno y Defensa de arremeter contra el pueblo con las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana, y aclaró que como sector minero “no existe intención de generar una convulsión, mientras se cumpla lo establecido por el Tribunal Supremo Electoral”.

“No avanzaron nada en salud. Si me demuestran que lograron ese objetivo, me retracto. Esto es como en el cacho, lo que se ve se anota”, comentó Gutiérrez.