Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de junio de 2024
  • Actualizado 18:29

Mesa pide a la Justicia que identifique a los feminicidas y violadores que están libres, pese a su condena

Carlos Mesa, líder de CC. ARCHIVO
Carlos Mesa, líder de CC. ARCHIVO
Mesa pide a la Justicia que identifique a los feminicidas y violadores que están libres, pese a su condena

El expresidente Carlos de Mesa demandó este viernes que el sistema judicial identifique a los feminicidas y violadores que han recibido condena y que fueron liberados antes de tiempo, luego del escándalo descubierto el jueves cuando se conoció que el juez, Rafael Alcón, liberó al violador serial, Richard Choque Flores, a pesar de que tiene una condena de 30 años de cárcel.

“Demandamos al sistema judicial que identifique a los feminicidas y violadores condenados que hubieran sido liberados antes de tiempo, investigue por qué los liberaron, procese a los jueces responsables y revierta esas decisiones. La protección de criminales es complicidad”, publicó el expresidente Carlos Mesa.

Mesa se refirió este viernes al hecho en el sentido de que “un abogado exempleado del Juzgado de Ejecución Penal 1° de La Paz, tribunal que excarceló al feminicida Richard Choque, advirtió que hay otros ocho a 10 delincuentes, entre asesinos y narcotraficantes, que se beneficiaron con órdenes judiciales emitidas por la misma corte para obtener su libertad sin cumplir su condena”.

El abogado, que pidió no revelar su identidad por seguridad, informó que el Juzgado de Ejecución Penal 1° de La Paz estuvo por dos años sin un juez titular, por lo que estuvieron a cargo de esta instancia judicial tres jueces interinos, entre ellos Rafael Alcón, quien otorgó detención domiciliaria a Richard Choque, pese a que éste tenía una condena de 30 años de cárcel sin derecho a indulto por un feminicidio de 2013.

La fuente consultada señaló a Unitel que el secretario de ese juzgado era el encargado de redactar las resoluciones a favor de los delincuentes que querían obtener su libertad sin haber cumplido su sentencia.